marzo 24, 2019 por

Valle de kokuselei, Turkana. Kenia. Perforación de un pozo para la población seminómada.

El proyecto está dirigido a la mejora de las infraestructuras de agua en la zona de influencia de la MCSPA en el Valle de Kokuselei. Es una zona en la que habitan aproximadamente unos 2,800 habitantes seminómadas que se dedican al pastoreo, situada entre las cadenas montañosas de Morueris y Lapur.

La perforación de un pozo mejorara la accesibilidad de la población y de sus animales a un punto de agua limpia permanente, evitando las migraciones a otras zonas en busca de agua, previniendo conflictos por recursos entre clanes.

El pozo se realizará con una perforadora alquilada a una compañía en Lokichokio, (Turkana) que tiene suficiente experiencia en la zona. Esta perforadora permite llegar a una profundidad de 110 mt. suficiente para llegar a los acuíferos que se nutren de los ríos estacionales.

 

La comunidad de Kokuselei cuenta ahora con un mejorado acceso a las infraestructuras de agua al haber perforado el pozo que proveerá de agua al dispensario, a la guardería, a las casas de voluntarios y profesionales y al a base logística. El desarrollo en Kokuselei se veía frenado por la incapacidad de los actuales recursos de agua de proveer a todos los puntos comunitarios y este problema se atenúa ahora gracias al nuevo pozo.

 

El pozo ayuda por tanto a proveer a la comunidad de agua limpia en cantidades suficientes, pero también ayuda a realizar los objetivos de los lugares comunitarios a los que provee: dispensario, guardería, etc.

 

 

Los pasos realizados para perforar el pozo fueron: En primer lugar, determinada la necesidad de agua en esta zona y con el apoyo e la comunidad se invita a un zahorí para encontrar el punto concreto en el que perforar. Posteriormente, se contrata un geólogo para confirma el punto y redactor los informes que el gobierno necesita. Se consigue con ellos el permiso de perforación.

Acto seguido se solicita la presencia de las máquinas perforados, coordinando con otros proyectos de perforación de pozos para reducir el coste de la movilización.

La compañía perforadora llegó al lugar e instalaron todos sus camiones. Finalmente a los 100 metros conseguimos tocar agua, en cantidad suficiente y de buena calidad. Se hace una limpieza del pozo y se instalan las tuberías. Se mandó analizar el agua para comprobar su calidad.

Los beneficiarios de la nueva bomba solar son todas las familias que de forma permanente están establecidas en la zona de Kokuselei, especialmente las que acuden de forma regular a la guardería allí establecida, al dispensario o los profesionales que usan las casas construidas en la misión como su residencia habitual. Así se contribuye a la mejora de la calidad de vida de la zona.

 

 

Aún se está decidiendo el tipo de bomba más adecuado para este pozo por el alto volumen de agua demandado por los proyectos que rodean este pozo.

El proyecto está teniendo un impacto positivo en la comunidad de kokuselei y en todas las infraestructuras de desarrollo que se van a beneficiar del agua.