marzo 17, 2020 por

Valle de Kokuselei, Turkana. Kenia. Informe sobre la perforación de un pozo para la población seminómada. 2019

El presente proyecto se desarrollo en el Valle de Kokuselei, a unos 35 km de Nariokotome misión principal de la MCSPA, más específicamente en la comunidad de Atapar. Es una zona que se caracteriza por ser un asentamiento de pastores y por ser zona de migración en busca de pastos para cabras, camellos y burros.

Se alcanzó el objetivo general, objetivo que consistía en mejorar  las infraestructuras de agua para los habitantes de la zona del Valle de Kokuselei, Turkana en la comunidad seminómada de Atapar con la perforación de un pozo con bomba manual.

Dentro de los objetivos específicos se logro mejorar la accesibilidad de la población y de sus animales a un punto de agua limpio de forma permanente. Especialmente se mejoró la calidad de vida de la mujer que ya no tiene que caminar entre 8 y 12 kilómetros para conseguir el agua.

Se han evitado las migraciones de la población de Atapar a otras zonas en busca de agua, lo cual ha prevenido de forma significativa los conflictos por recursos entre clanes.

Se estableció un comité de agua con los pobladores del lugar para facilitar el buen uso de la bomba manual y reportar a la misión de Kokuselei las averías.

Para que este proyecto fuera una realidad tuvimos que llevar a cabo una serie de actividades:

  • Reuniones con la Comunidad: Se realizaron varias reuniones periódicas con la comunidad local y otras con los líderes (ancianos del lugar) para explicarles el proyecto y se definieron conjuntamente las responsabilidades de las partes y su participación.
  • Establecidos los plazos de perforación: Se localizó a la compañía perforadora para establecer los plazos y buscar los meses apropiados (los más secos) y perforar de forma conjunta para disminuir costos.
  • Aporte de la comunidad local: ellos mejoraron los caminos precarios ya existentes para que las máquinas perforadoras pudieran pasar sin problemas. También contribuyeron con 10 cabras como muestra de cooperación y apoyo al proyecto.
  • Identificación de puntos de perforación: Previamente ya se había localizado el lugar con la ayuda de un zahorí (persona que sabe encontrar corrientes de agua bajo tierra) Junto con el equipo de mantenimiento de pozo de la misión se marcaron los posibles puntos de perforación.
  • Confirmación por parte de un Geólogo: Posteriormente se contrató un geólogo que se desplazó a la comunidad de Atapar y realizó el estudio de viabilidad de la perforación.
  • Permisos de Perforación: Una vez realizado el estudio se llevo a la Oficina de Recursos Acuíferos de la Lodwar y se solicitaron los permisos pertinentes de perforación.
  • A los 4 meses de solicitar el permiso a la Oficina de Recursos Acuíferos se concedieron las autorizaciones pertinentes oficiales para la perforación.
  • Movilización de Máquinas Perforadoras: Luego se elaboró un plan conjunto de perforación con otras misiones de la MCSPA y se contrató la empresa perforadora Drill Rite Africa Ltd que se desplazo al lugar en el mes de enero. Esta técnica de perforar varios puntos a la vez reduce considerablemente los costos de desplazamiento, maximizando la eficacia y la eficiencia del proyecto. Desde la misión de Kokuselei se suministra diésel para algunos maquinas.
  • Una vez las máquinas se desplazaron a la comunidad de Atapar se realizaron los trabajos de perforación que tardaron alrededor de 20 días. Por la formación rocosa y la profundidad se tardo más de lo esperado.
  • Se alcanzó una profundidad de 120 metros, y se encontró agua a una profundidad de 99 metros, una vez hechas las pruebas se estabilizó el agua a una profundidad de 57 metros. La capacidad del pozo de la comunidad de Atapar es de 54 litros por minuto, es decir, 5,400 litros la hora.
  • Instalación de una Bomba Manual: Posteriormente se instaló la bomba manual Indian Mark II y se construyó una base de concreto para que las personas pudieran sacar el agua con mayor facilidad.
  • Formación del Comité de Agua: Finalmente se convocó una reunión con los beneficiarios para que ellos escogieran un comité de agua para administrar este punto de agua. Se recalcó la importancia de involucrar a las mujeres de la comunidad en esta actividad por ser ellas parte fundamental del proyecto tanto como beneficiarias y como parte del programa de empoderamiento de la mujer.
  • Las familias que componen la comunidad de Atapar aportaron de forma simbólica 10 cabras que se donaron a la unidad nutricional de Erus (7 en total) y las restantes se utilizaron en la propia comunidad para incentivar el trabajo comunitario.
  • Se realizó cada seis meses mantenimiento con el técnico de la misión de Kokuselei para evitar posibles daños y mantener a la comunidad comprometida con las nuevas infraestructuras. Esta actividad se continuará a lo largo de los años para mantener en buen estado las infraestructuras y hace parte del programa de mantenimiento de pozos que cubre más de 40 puntos.
  • El administrador del proyecto también se desplazó a la zona de Atapar en varias oportunidades para informarse de los avances de las perforaciones y animar a la comunidad en su participación y responsabilidad de velar por las nuevas infraestructuras.

 Hemos conseguido llevar agua a  1,600 habitantes, 4.900 cabezas de ganado caprino y camellos.

El acceso a recursos hídricos suficientes y asequibles es un derecho humano fundamental que contempla la agenda 2030 en su objetivo numero seis de tener agua limpia y saneamiento. Trabajar en esta línea crea un impacto positivo en el desarrollo de cualquier comunidad y reúne esfuerzos en la línea de mejorar las vidas y las perspectivas de las personas en todo el mundo.

La comunidad de Atapar cuenta con un pozo manual que esta funcionando de forma optima, lo cual, nos lleva a cumplir el objetivo general de mejorar de las infraestructuras de agua para los habitantes de la zona del Valle de Kokuselei, Turkana. Otro aspecto para resaltar es la participación y compromiso de la comunidad en la apertura y reparación de los caminos, así como en la conformación del Comité de agua que gracias su participación de forma voluntaria se crea el vinculo entre la comunidad local y la MCSPA.

También este proyecto abre la posibilidad de tener una segunda fase de puesta en marcha de una huerta comunitaria ya que el caudal es suficiente para que se puede regar de forma continua. Esto genera en la comunidad local expectativas de mejorar su calidad de vida y seguir comprometiéndose para el bienestar de ellos mismo.

En términos generales la perforación del pozo de Atapar repercute en la calidad de vida en:

  • Las mujeres disponen de más tiempo para otras actividades
  • Las mujeres y los niños no tienen que caminar varios kilómetros al día para recoger agua para sus casas.
  • Las enfermedades se reducen considerablemente tanto de la piel, parasitarias y las oculares en toda la población.
  • Los pastores de Atapar como de otras zonas aledañas, ya no tiene que recorrer largas distancias para abrevar a sus animales mejorando a supervivencia de sus rebaños, lo cual repercute en la mejora de la calidad de vida de estos.
  • Se reducen los conflictos por el acceso a puntos de agua entre clanes.

Dentro de los aspectos negativos se encuentra los elevados costos de transporte de la maquinaria.

Así como el cambio de divisas que afecto negativamente la realización del proyecto. Al momento que se recibieron los fondos el cambio no eran tan favorable como cuando se formulo el proyecto. El responsable del proyecto reformuló las actividades para poder llevar a cabo el proyecto en su totalidad.