agosto 1, 2019 por

Valle de Angar Guten, Etiopia. Programa de atención sanitaria integral.2019

El presente proyecto consiste en el fortalecimiento de la atención sanitaria básica y las actividades de salud comunitaria en el Valle de Angar Guten, cuyo centro es la clínica de Angar Akababi desde donde se coordinan los dos puestos de salud de Andode y Fite Bako. El personal sanitario del proyecto se encargará de atender a la población local en sus necesidades sanitarias básicas y derivarles a los hospitales de Nekemte y/o Addis Abeba cuando sea necesario. Se construirán y equiparán 6 habitaciones y dos baños. Entre los atendidos destacarán las mujeres embarazadas (atención prenatal y seguimiento del embarazo, parto y post-parto), los niños (vacunación, monitorización del peso y talla, tratamiento de la desnutrición) y los enfermos.

Los niveles de desnutrición infantil dificultan negativamente el crecimiento físico y psíquico de la población infantil. La desnutrición acaecida durante los primeros años de vida puede retardar el crecimiento del niño. El cerebro y en general todo el sistema nervioso tienen su máximo crecimiento en los 3 primeros años de vida. De allí que la desnutrición infantil, y la subalimentación crónica podrían ocasionar un retraso en el crecimiento cerebral, reducción de su tamaño y el consecuente menor desarrollo intelectual. Así, los 3 primeros años de vida más la fase prenatal, son los periodos más importantes en términos de desarrollo mental, físico y emocional. El cuidado de la salud, la nutrición y la estimulación psicosocial temprana puede prevenir la desnutrición y su impacto sobre el aprendizaje. (Nutrición y educación. Comité permanente de nutrición del sistema de las Naciones Unidas, 2002). Según estadísticas del distrito, el 8% de los niños menores de 5 años se encuentran severamente desnutridos, el 64% tienen retraso en el crecimiento y el 47% están bajo peso. En las mujeres gestantes está demostrado que si durante el embarazo mantienen un buen estado nutricional, tendrán un hijo mucho más saludable.

 

La escasez de medios sanitarios, las consecuencias de este extremo en la salud de los beneficiarios y el éxito del proyecto de salud del Valle de Angar Guten realizado en años anteriores, han hecho que las autoridades locales y la población demanden de la Comunidad Misionera continuar con su labor formativa para fortalecer los conocimientos de los beneficiarios sobre salud e higiene, y así reducir notablemente algunas enfermedades fácilmente evitables. Especialmente en los lugares donde no pueden llegar las instituciones sanitarias gubernamentales. Las actividades que se llevan a cabo son de Medicina Curativa y Preventiva, haciendo especial hincapié en las charlas educativas, vacunación, atención a mujeres embarazadas, control del peso y crecimiento de los niños menores de 5 años, Programa de Rehabilitación Nutricional y Programa de Atención a pacientes con Tuberculosis.

El proyecto de salud en el Valle de Angar Guten, que incluye una clínica y dos puestos de salud, abarca una población de 38.471 personas, siendo estos los beneficiarios directos. De los cuales, 6.321 son menores de 5 años, 1.239  menores de 1 año y 8.514 mujeres en edad reproductiva.

 

Los beneficiarios indirectos serán todos los habitantes del Valle de Angar Guten, aproximadamente 87.000 personas.

No hay criterios de exclusión en la selección de los beneficiarios, aunque como hemos visto, lo serán las mujeres y los niños en mayor medida, por ser también los más débiles de la sociedad, especialmente en lo que se refiere a la crítica situación de la salud materno- infantil (embarazo, parto y lactancia).

Este Programa de Salud que lleva a cabo la MCSPA es preventivo y curativo y por ello engloba estos diez puntos:

1. Compra de medicinas.

2. Atención sanitaria en la clínica y los dos puestos de salud.

3. Construcción de 6 habitaciones y 2 baños en la clínica de Angar.

4. Traslado de pacientes que no pueden ser atendidos en los servicios sanitarios en el Valle de Angar Guten al hospital más cercano, a 80 kilómetros de distancia.

5. Atención sanitaria a mujeres gestantes y madres, consistente en visitas domiciliarias para la atención prenatal y seguimiento del embarazo, parto y post- parto, educación sanitaria sobre nutrición y prevención de enfermedades.

6.  Atención sanitaria a menores de cinco años, consistente en seguimiento de la salud, vacunación infantil en 9 poblados, monitorización de su peso y crecimiento, distribución de comida complementaria en casos de desnutrición y  su seguimiento.

7. Realizar charlas para adultos sobre higiene, nutrición, prevención de enfermedades comunes en la zona, como la malaria, la tuberculosis y el SIDA.

8. Realizar charlas de salud preventiva en los centros escolares y preescolares de la zona.

9. Realización de campañas de higiene medioambiental para una mayor higiene y salubridad de poblados y casas.

10. Realizar charlas sobre salud materno-infantil para padres y madres.