febrero 14, 2020 por

Turkana Norte, Kenia. MEJORA DEL ACCESO A AGUA POTABLE, MEJORA DE LA NUTRICIÓN Y DE LA SALUD EN BIG ERUS. 2020

KOKUSELEI es una comarca montañosa con un tipo de hábitat seco hasta el que resulta difícil llegar. El camino desde Lodwar toma 4 horas.  

La base logística de la MCSPA en la zona está en la Misión de Nariokotome, a 140 Km de Lodwar, y a una hora de Kokuselei. Desde allí, los asentamientos a los que dan cobertura los proyectos de desarrollo del Socio Local están comunicados por caminos rurales. Se trata de vías muy precarias y sólo transitables con vehículos todo terreno. Los caminos están hechos de arena y piedras, en algunas zonas señalizados con piedras más grandes en sus costados. Estos caminos han sido en su gran mayoría abiertos en el marco de proyectos impulsados por el socio local: para el transporte de personal médico, maquinarias para perforación de pozos, construcciones, distribución de alimentos en Unidades de atención nutricional, entre otros.

La altitud de la zona oscila entre los 900 metros al oeste, al pie del macizo fronterizo con Uganda, y los 370 m hacia el este, en las orillas del Lago Turkana. Debido a su elevado nivel de alcalinidad, las aguas del lago no son aptas para el cultivo ni para el consumo humano.

Climatológicamente, la zona está considerada como “ASAL” (arid and semiarid land). Las temperaturas son uniformes durante todo el año, oscilan entre 28 y 39 grados a la sombra.

La esperanza de vida de la población es de 47 años. La mortalidad infantil es muy elevada, pero ha disminuido debido al esfuerzo llevado a cabo por el Gobierno y la Diócesis de Lodwar. Esta última es responsable del 60% de los servicios médicos en el Distrito.

En esta área, las instalaciones sanitarias son mínimas. Los hospitales más cercanos a las comunidades beneficiarias de la MCSPA son los de Lodwar o Lokitaung, ambos sin medios ni personal suficiente. En la zona hay 1 médico por cada 70.000 habitantes, y 1 enfermero por cada 5.200 habitantes

Los problemas sanitarios del distrito son los mismos que en el resto de Kenya pero más agudizados, debido a la constante presión por la escasez de agua, la incomunicación y el aislamiento geográfico. Los principales recursos acuíferos en el distrito proceden de las instalaciones de almacenamiento construidas por la MCSPA: presas, pozos, molinos de viento para el bombeo del agua, depósitos, y sistemas de irrigación.

Los animales son elementos centrales en la vida turkana: desde la alimentación (leche, sangre y en ocasiones especiales carne) y vestido, hasta elemento vital en celebraciones de bodas y ofrecimientos por personas enfermas. Por ello, los pastos y el agua condicionan sus desplazamientos por el distrito: durante la sequía se dirigen hacia las montañas y en los días de lluvia se desplazan a las planicies

Los efectos de la desnutrición infantil acompañan a aquellos niños que la sufren por el resto de sus vidas, afectando también el bienestar de sus comunidades.

Los niños se vuelven muy propensos a desarrollar incapacidades y a sufrir enfermedades, además de reducir su capacidad de aprendizaje. Lo anterior es un obstáculo para el desarrollo de sí mismos y de su propia comunidad.

Con este proyecto queremos mejorar la salud y la nutrición de la población consiguiendo un mejor acceso al agua potable e introduciendo la agricultura en la comunidad de Big Erus en Turkana norte.

Se pretende garantizar el acceso a agua potable para el consumo humano y animal, para la higiene y para la producción de alimentos en el área de Big Erus. Además, se pretende educar a la población en la importancia del saneamiento y la higiene y facilitar las infraestructuras para que puedan llevarlo a cabo.

Los beneficiarios directos de este proyecto son las aproximadamente 30 familias del área de Big Erus (se calcula un promedio de 9 personas por familia por lo que se alcanzaría a un total de 270 personas de forma directa) que se beneficiarían de una fuente fiable y suficiente de agua potable para su consumo y el de sus animales. Además se calcula que unos 8000 animales tendrán acceso al agua potable y mejorarán su salud con lo que se incide en la alimentación de sus propietarios.

Los beneficiarios indirectos son las aproximadamente 5000 personas de la zona de Riokomor a la que pertenece Big Erus y que se beneficiarán de otro punto de agua para sus animales y del ejemplo que la huerta puede suponer para ellos.

Una vez recibidas las cartas de solicitud de la comunidad y tras varias reuniones con los ancianos (autoridad local) para elegir el comité encargado del proyecto y su aportación al mismo, el primer grupo de actividades va encaminada a la perforación de un pozo para conseguir agua potable en la comunidad de Big Erus en Turkana norte, Kenia:

    • Conseguir un zahorí que ayude a identificar un lugar con agua en la zona deseada y posteriormente traer un geólogo del gobierno para que haga un informe en dicho punto y poder así procesar los permisos de perforación.
    • Una vez conseguidos los permisos se contacta con diferentes compañías perforadoras para conseguir la más adecuada en relación calidad precio y con disponibilidad para realizar la perforación.
    • Al llegar los perforadores es necesario tener una persona permanentemente en terreno para supervisar y asegurarse de la correcta marcha del proceso, de que se tomen las muestras adecuadas para analizar el agua y de informar rápidamente en caso de cualquier contratiempo.
    • Una vez completada la perforación, si se ha encontrado agua, se procede a asegurar el pozo y se cierra hasta la llegada del equipo de la bomba solar.
    • Una vez terminada la perforación es necesario hacer el estudio del pozo para determinar el volumen de agua que se puede conseguir del mismo y buscar así la bomba más adecuada para el lugar concreto. Es necesario además contactar diferentes compañías para encontrar la más adecuada a las necesidades de la comunidad. La instalación de la nueva bomba debe hacerse a la vez que la instalación de la estructura para las placas y para el tanque
    • Mientras se produce la instalación de la bomba es necesario coordinar la compra y transporte de los materiales para la estructura metálica de las placas y del tanque, el material de fontanería y el tanque. Un soldador tiene que construir las estructuras, pintarlas e instalarlas.
    • Mientras dura este proceso, se habrá enviado a una persona de la comunidad, elegida por ellos, a hacer un curso de seis meses en una de las misiones de la Comunidad misionera de San Pablo especializada en agricultura en el desierto. De está forma, cuando acabe el curso el nuevo agricultor se encontrará todo preparado para comenzar a implementar sus nuevos conocimientos. Para ello es necesario adquirir y transportar todo el material de agricultura e invitar al técnico a venir para instalarlo.
    • Mientras se instala todo el sistema de fontanería es necesario construir la fuente para el consumo humano y el abrevadero para los animales, de forma que se promueva la higiene y se mejore la salud. Para ello es necesario adquirir y transportar el material necesario, encontrar un capataz y algunos ayudantes para llevar a cabo esta pequeña obra.
    • Finalmente, cuando el sistema de agua y la huerta estén en marcha es necesario vallar las zonas de: la bomba y la estructura del tanque, la fuente para diferenciar consumo humano de animal y la huerta para proteger las plantas y frutos de los animales y posibles ladrones.
    • Durante todo el proceso es necesario seguir formando al comité del agua y que adquieran responsabilidad sobre el proyecto. Ellos serán los encargados del uso de las instalaciones, de su mantenimiento diario y de reportar cualquier problema o daño en los mismos.
    • Cada actividad será supervisada y coordinada por el equipo de la misión de Kokuselei que además aporta toda su base logística para sacar adelante el proyecto: almacenes, tractor para arar, personal cualificado para supervisar, etc.