marzo 17, 2019 por

RIOKOMOR, VALLE DE KOKUSELEI, TURKANA. KENIA. CONSTRUCCIÓN DE UN COMEDOR Y UNA BIBLIOTECA PARA LA ESCUELA PRIMARIA.

El objetivo principal del proyecto es mejorar la calidad de la educación en la escuela primaria de Riokomor, mejorando así las oportunidades de futuro de los niños y jóvenes de esta área. 

Este proyecto busca mejorar el nivel educativo de la escuela de Riokomor mediante la construcción de un bloque comedor/biblioteca. Además, se pretende recuperar un aula medio derruida para convertirla en una oficina y almacén de material educativo y lúdico para los niños.

 

 

Se ha contribuido a la mejora de las condiciones de la educación de Riokomor por medio de la construcción y equipamiento de una biblioteca/comedor/sala de reuniones en la que los alumnos pueden comer, estudiar y aprender y en la que se pueden llevar a cabo reuniones formativas tanto para alumnos como para la comunidad en general. Además, se ha rehabilitado un aula derrumbada y se ha reconvertido en una sala/almacén para el director y un cuarto para profesores y para recibir a los padres.

 

Todas estás mejoras han contribuido notablemente a incrementar la motivación de los profesores que ven su esfuerzo recompensado y quieren dar lo mejor de si mismos al tener unas condiciones dignas para ello. Al estar los profesores más involucrados pasan más tiempo en la escuela y mejora su enseñanza, esto anima a nuevos niños a unirse al colegio y comenzar a estudiar. Los estudiantes de la escuela mejoran su nivel y sus notas al contar con profesores motivados y permanentemente presentes en la escuela; además, la nueva biblioteca les abre la mente a nuevas realidades y formas de aprendizaje.

En primer lugar, fue necesario reunirse con la comunidad para explicarles que atendiendo a sus peticiones se iban a realizar ciertas mejoras en la escuela. La asociación de padres se presentó agradecida por la posibilidad y dispuesta a ayudar en el manejo de la obra.

 

Con la ayuda de la comunidad, y tras haber escogido el constructor más adecuado en tiempo, experiencia y coste para este proyecto, se procede a la elección del equipo de trabajo (se da prioridad a las madres viudas, con problemas o con niños en edad escolar que necesiten ayuda para pagar la escuela) y a terminar los planos para poder adquirir y transportar todo el material necesario para la obra.

 

Una vez que comienza el proceso de construcción tanto de la biblioteca/comedor como de las oficinas, se realiza una supervisión constante de las obras y se apoya a los constructores y a la comunidad local. Es especialmente importante el seguimiento en el proceso de rehabilitación del aula derrumbada que es muy delicado.

 

Cuando las obras empiezan a tomar forma, se arregla la adquisición y el envío desde diferentes fábricas y tiendas de Nairobi de todo el mobiliario y el equipamiento para los distintos edificios, es necesario contratar un camión para subirlo todo de una.

 

La rehabilitación del aula termina primero y se instalan los profesores en la misma, la siguiente reunión del consejo de administración de la escuela ya tiene lugar en la misma, un lugar digno y preparado para este tipo de encuentros. En agosto termina también la obra del de la biblioteca y se estrena con gran alegría por parte de los niños, fue necesario también, realizar varias sesiones con padres y alumnos para explicarles el uso de las nuevas infraestructuras y del equipamiento. En la biblioteca se realizan también seminarios de higiene, de prevención del alcoholismo; así como los exámenes de final de primaria.

Por lo tanto, los beneficiarios de este proyecto han sido los casi 200 niños que acuden diariamente a la escuela, así como los que irán acercándose a la misma al ver mejoradas las condiciones. La salud de los niños mejora al poder contar con un lugar higiénico y digno en el que comer para evitar enfermedades. También mejora su nivel educativo al contar con un lugar digno en el que estudiar, profesores motivados e incentivados y más material para ello.  Los 6 profesores de la escuela son por tanto el segundo grupo de beneficiarios que ha vivido las mejoras en su lugar de trabajo. El otro grupo de beneficiarios directos es el formado por todas las personas, adultos y niños que se han beneficiado y se beneficiarán de las charlas y seminarios ofrecidos en la sala multiusos.

Por otra parte, las mejoras en esta escuela animan al gobierno y a otras comunidades a pedir cambios también en las suyas. Este proceso de mejora sirve de catalizador y motor para cambios en otros lugares.

Se consideraba que se iba a poder rehabilitar el aula derrumbada manteniendo 2 de las paredes antiguas, pero finalmente (por las condiciones estructurales de la misma) fue necesario sacarlo todo y volver a construir desde los cimientos, esto supuso un retraso en tiempo y una subida en el coste de la mano de obra.

La escuela de Riokomor se ha convertido en un modelo para la zona que anima a padres y alumnos a enviar más niños a la escuela. Además, las mejoras se ven reflejadas en una mejora de las notas de los niños y en un aumento de la motivación de los profesores. Gracias también a las mejoras, otras escuelas están sufriendo cambios por la presión de padres, alumnos, etc. que han visto que una mejor educación es posible.