noviembre 29, 2019 por

Nyangatom, Etiopía. Mejora de la salud de la población. 2019

Esta intervención en concreto va a desarrollarse en la zona administrativa de Nyangatom en el sur de Etiopía, unos 6.000 Km2 que rodean el triangulo del Ilemi por la parte etíope. Este es un territorio de unos 12,000 Km2 disputado entre Kenia, Sudán y Etiopía. Actualmente está bajo administración keniana. Tradicionalmente, esta zona ha sido y por desgracia continua siendo muy insegura debido al conflicto fronterizo, las luchas inter-tribales y el robo de ganado. La zona está habitada por la tribu Nyangatom son agro-pastoralistas, es decir, que combinan la ganadería con el cultivo de sorgo en las épocas húmedas. La mayoría de los Nyangatom se aferran a la forma de vida tradicional y subsisten mediante el pastoreo nómada de vacas, ovejas y burros; se visten de sus pieles y se alimentan de su leche, sangre, carne y, además, los utilizan como medio de trueque. Los animales determinan la riqueza y la posición social y condicionan su modo de vida, ya que se desplazan por el territorio en función del acceso a pastos y agua a lo largo del año. Debido a la disminución de agua y pastos en la zona, muchos se ven obligados a emigrar dos o más veces al año. Así, durante la época seca habitan las montañas,  y en la época de lluvia se desplazan a las planicies, donde también plantan sorgo.

La sequía y el conflicto son los problemas mayores que afectan a los Nyangatom, junto con el aislamiento y la ausencia casi total de todo tipo de infraestructuras, desde agua potable, sistema sanitario y educativo.

Tanto niños, como madres embarazadas o en período de lactancia requieren atención médica básica para asegurar un buen estado de salud. En Nyangatom la mortalidad infantil y de madres durante los partos es muy alta debido a la carencia de infraestructuras sanitarias suficientes.

Los niños que sufren de desnutrición durante los primeros años de sus vidas tendrán que enfrentarse a graves consecuencias en el futuro, según la OMS. Algunos de los efectos estudiados son: incremento de  la probabilidad de caer enfermos y disminución de las habilidades de aprendizaje. Todo esto será un obstáculo para su propio desarrollo y para el desarrollo de las comunidades a las que pertenecen y, además, ello contribuirá a la prolongación de la situación de pobreza en la zona.

La zona de Nyangatom es endémica de malaria, sobre todo en las épocas de lluvia y posteriores. En estos períodos la infección de madres embarazadas y niños es muy importante.

Por otro lado la escasez de agua, provoca muchas enfermedades por la falta de higiene y saneamiento, como por ejemplo las diarreas, cólera, amebiasis, quiste hidiatídico, o el tracoma, endémicos en la vecina Turkana, con el 42% de los niños menores de 6 años con la enfermedad activa que puede ser transmitida a otras madres y los niños causando ceguera que no es curable en niños. La estrategia necesaria para erradicar esta enfermedad incluye cirugía, antibióticos, la higiene personal (especialmente de la cara) y el acceso al agua. Por lo tanto, tener acceso al agua junto con la educación, el buen saneamiento y la higiene, son vitales para acabar con este tipo de enfermedades.

El objetivo del proyecto es mejorar la salud de las comunidades Nyangatom en el sur-oeste de Etiopía. Esto se hará especialmente a través de la sensibilización de la población local, en especial con los niños y las madres embarazadas, sobre como prevenir enfermedades  mediante una mejor higiene, saneamiento y nutrición. Asimismo, en colaboración con el personal del departamento de salud de Nyangatom, se realizarán clínicas móviles para dar cobertura sanitaria a Kakuta y las zonas más remotas de Nyangatom. También se hará traslado de enfermos al hospital de Jinka (a 240 km de distancia) y se apoyará su tratamiento