septiembre 24, 2019 por

Nyangatom, Etiopia.Mejora de la Salud Animal y la Resilencia de las Comunidades Trashumantes. 2019

La zona de Nyangatom está habitada por el grupo étnico del mismo nombre, de origen Nilo-Hamítico como los Turkana de Kenia, los Toposa de Sudán del Sur y los Karamojong de Uganda, todos ellos comparten lengua y cultura. Su nombre original pudo haber derivado de  kinyam-etom, que significa “come-elefantes”, aunque también puede significar “fusiles amarills”, nombre más acorde con el clima de inseguridad de los últimos 30 años debido al conflicto entre tribus. Su sociedad está dividida en clanes y generaciones con solo dos estatus – padres e hijos -, sus nombres hacen referencia a animales: cigüeñas, ibises, búfalos etc. Los Nyangatom son pastores y agricultores, es decir, combinan sus rebaños de ganado con el cultivo de sorgo durante los periodos húmedos. La mayoría de los Nyangatom todavía mantienen su estilo de vida tradicional. Debido al poco acceso al agua y a los pastos, la mayoría  se ven forzados a migrar al menos dos veces al año. Por lo tanto, gran parte de las familias y los rebaños de vacas durante la época húmeda habitan las laderas de las montañas, y durante la época de lluvias se desplazan a las llanuras donde pueden plantar sorgo. Los problemas que afectan a los Nyangatom son numerosos; el más relevante es la inaccesibilidad al agua, la salud, la educación, el transporte y la carencia de seguridad.

Además de sus actividades agrícolas, la mayoría de los Nyangatom tienen ganado caprino, ovino, vacuno, asnos. Los animales son de propiedad de los hombres, pero las mujeres y los niños hacen el ordeño del ganado. A las mujeres no se les permite vender o sacrificar animales, a menos que ella sea una viuda y jefa de la casa.

 

Problemas entorno a la Ganadería en Nyangatom

 

La producción ganadera se ve afectada por períodos de sequía prolongados, además de la gestión tradicional carente de conocimientos y prácticas mejoradas. Eso impide que haya una optimización de los escasos recursos que junto con la ausencia de técnicas de saneamiento básicas, provocan un estado nutricional deficitario. Tampoco hay una previsión alimentaria, además de que los animales son utilizados para la producción de leche, cuando más bien son de actitud cárnica, por lo que las producciones serán bajas incluso en condiciones óptimas. Todos estos factores hacen que haya una baja producción.

 

Las enfermedades más comunes en el ganado son enfermedades transmitidas de los animales a los hombres (zoonosis): hidatidosis, tuberculosis y brucelosis, unidas a una inadecuada higiene alimentaria.

 

Las cuatro enfermedades principales infecciosas y graves son: Pleuroneumonía caprina, perineumonia bovina, peste pequeños rumiantes (lomoo), nocardiosis (etune). Otras enfermedades que afectan al ganado son el carbunco, la tripanosomiasis, así como la anaplasmosis (una enfermedad transmitida por garrapatas) y la teilerosis. Otros problemas sanitarios son una alta incidencia de abortos y de parasitosis internas y externas.

 

Servicios veterinarios del gobierno son escasos y se concentran en la zona de la capital, tienen pocas medicinas y con frecuencia sin transporte. Sus ayudantes, que se denominan como auxiliares de salud animal, y viven en las zonas rurales. Se enfrentan a problemas similares y a menudo tienen que cubrir grandes áreas.

Entre los ganaderos tradicionales lo común es acudir a los herbolarios tradicionales, que tratan tanto a las personas como a los animales. Aunque los medicamentos modernos son aceptadas por la gente, muchos ganaderos siguen dependiendo de los herbolarios para tratar a los animales enfermos. Los medicamentos modernos están disponibles solo en la capital, no en las zonas rurales, y los medicamentos a base de hierbas, aunque no siempre es tan eficaces, son más baratos y más fáciles de obtener.

 

Aunque la mayoría de los ganaderos son conscientes de las ventajas de un ganado sano, muchos parecen ser incapaces de detectar los primeros signos de la enfermedad y buscan ayuda veterinaria cuando ya es demasiado tarde. Los medicamentos modernos son a menudo mal utilizados por los ganaderos, que los administran sin asesoramiento o supervisión de personal veterinario.

 

Se tendría que desarrollar un sistema de formación veterinaria a través de la consultar con los ganaderos, veterinarios gubernamentales oficiales, y los auxiliares de salud animal junto con los jefes de cada poblado. El objetivo sería capacitar a las personas a identificar y tratar enfermedades y afecciones simples que requieren medicinas normales como desparasitantes, soluciones inyectables, etc.

 

 

Desde 2015 el veterinario David Iglesias de Ribadesella ha realizado dos campañas de desparasitación en Kakuta, llegando a desparasitar a un total de 4.000 y 4.500 animales. Nuestro objetivo es incrementar cada año el número de cabezas de ganado caprino y bovino desparasitados y capacitar a los ganaderos a través de un taller de formación en atención primaria de salud animal y prácticas mejoradas.

 

El objetivo del proyecto es mejorar la salud de las comunidades trashumantes de Nyangatom y su ganado e incrementar su resilencia ante fenómenos climatológicos adversos cada vez más comunes como las sequías. El proyecto pretende la mejora de la nutrición de la población a través de la mejora de la producción láctea y cárnica de sus animales mejorando así la seguridad alimentaria. Para ello se llevará a cabo una campaña de desparasitación del ganado bovino y caprino de Kakuta (unas 25.ooo cabezas), llevado a cabo por veterinarios de Asturias que tratarán a los animales y formarán a 40 ganaderos en el tratamiento y prácticas mejoradas de ganadería. A través de este proyecto se pretende mejorar la producción láctica y cárnica de los animales incrementando la resilencia de la población ante las sequías constantes que ocurren en la zona.

Desparasitación de ganado bovino y caprino de la población de Kakuta, censado en 25.000 animales. La población de Kakuta consta de unos 3500 habitantes. Es una de las poblaciones más alejadas de la capital de Nyangatom y por lo tanto más desatendida. En campañas anteriores se pudieron desparasitar solo 4000, 4500 y 15000 animales pequeños. A través de este proyecto queremos desparasitar al total de la población de ganado bovino y caprino de Kakuta para así mejorar la salud de los animales y de la gente e incrementar la producción de leche y de carne. Para ello se realizará una campaña de dos semanas durante la cual dos veterinarios voluntarios de España se desplazarán hasta Nyangatom para llevar a cabo esta campaña. El medicamento a utilizar será la ivermectina y se comprará en el propio país. Para la campaña hará falta la ayuda del personal veterinario del gobierno así como dos ayudantes locales que a su vez se formaran en la atención primaria animal. A su vez se realizará un taller práctico de atención primaria animal y prácticas ganaderas mejoradas, y la prevención y tratamiento de enfermedades.