marzo 18, 2020 por

Nyangatom, Etiopía. Informe sobre la mejora del acceso al Agua para la población de la zona. 2019

La misión de Naturomoe se encuentra en una de las zonas más remotas de Etiopía. En la zona de la misión hay una población de refugiados de Sudán del Sur, muchos de ellos niños, que va en aumento. Y los habitantes locales, la tribu Nyangatom, suelen pasar temporadas con sus rebaños de cabras, ovejas y vacas. Finalmente, al estar en un paso fronterizo hacia Sudán del Sur, son muchos los Nyangatom que migran constantemente hacia la zona de la frontera que está a unos 100 km al oeste de Naturomoe. Por tanto, es creciente la demanda de agua potable, tan escasa en la zona. Asimismo, desde la misión de Naturomoe se realizan labores de desarrollo en toda la zona de Nyangatom.

Este año hemos podido perforar un nuevo pozo en la zona de la misión. En años previos se habían realizado estudios hidrogeológicos de la zona, para que a la hora de realizar el pozo las posibilidades de encontrar agua fuesen mayores. Así que finalmente en el mes de mayo la compañía perforadora con la que habíamos apalabrado el contrato pudo desplazarse a la zona. Sin embargo, se presentó un gran problema al haberse retrasado en la época de lluvias de abril a mayo, con lo cual toda la zona estaba llena de barro Y el acceso tanto a la misión como al lugar donde se había pensado hacer el pozo era casi imposible para las máquinas perforadoras. Por lo que se intentó hacer una perforación en un nuevo lugar cerca del camino a la misión.

Ese pozo resultó seco hasta una profundidad de 120 m. Finalmente gracias a estudio hidrogeológico, se vio la posibilidad de perforar en el mismo río donde ya se había perforado hace tres años un pozo exitoso, pero esta vez unos 100 m rio abajo. La perforación resultó exitosa, llegando hasta una profundidad de 75 m, se dio con el acuífero. La compañía entubó el pozo y se marcharon. Nos dijeron que estimaban que el pozo tenía más agua que el anterior. Días después revisando el pozo, nos dimos cuenta de que no habían hecho la limpieza del pozo y no habían puesto la capa de grava necesaria entre el pozo y el tubo de plástico. Eso puede provocar que el pozo se llene de limos, que pueda acabar con el pozo inservible. Pudimos poner la capa de grava nosotros, pero no hacer la limpieza del pozo, ya que para ello se necesita un compresor muy grande que sólo tienen las empresas perforadoras de pozos.

En el mes de Julio, encontramos otra empresa perforadora de Kenia que estaba perforando pozos al otro lado de la frontera con Etiopía. Contactamos con ellos y aceptaron el trabajo de limpiar el pozo. Tuvimos que esperar a que el río que hace frontera entre Kenia y Etiopía no tuviera agua, para poder cruzarlo ya que no hay puente. Casi durante todo el mes de julio el río estuvo con agua. Finalmente, a finales de agosto la compañía pudo enviar el compresor y hacer la limpieza del pozo, y también medir los litros de caudal que tiene el pozo. Resultó que el pozo sólo da 500 l a la hora, lo cual es bueno para una bomba manual, pero es poco para una bomba solar.

Instalación de bombeo solar en el pozo realizado:

En el mes de junio pudimos comprar y traer el equipamiento necesario para hacer la instalación de bombeo solar en el pozo realizado en la misión. La instalación se realizó exitosamente, instalando un sistema de siete paneles solares, con una bomba sumergible de corriente alterna con una capacidad de 1,2 kilovatios.

El proyecto está todavía en ejecución, Y para poder completarlo faltaría la instalación de las tuberías para la canalización del agua, y de los tanques de almacenamiento de agua en la parte alta de la misión. Para ello se tendrán que encargar los materiales en Adís Abeba y traerlos en camión a una distancia de 1000 km, con una estructura de metal para la protección de los tanques. A finales de noviembre ya se ha hecho un pedido a la empresa proveedora de tuberías y depósitos en Addis Abeba para ser enviamos en diciembre cuando termine la época de lluvias. Asimismo, a principios de diciembre darán comienzo las obras para la instalación de agua y de los depósitos.

Todavía hace falta llevar a cabo más proyectos de agua para poder proveer a la población local con agua suficiente para su consumo diario y el de sus animales. Para ello será necesario en el futuro seguir realizando estudios hidrogeológicos, para poder encontrar acuíferos idóneos que nos permitan realizar sondeos y posteriores instalaciones de bombeo solar. Asimismo,  vemos necesario, traer a alguna empresa perforadora que nos pueda garantizar una perforación de pozos en toda regla.

La próximas vez que perforemos pozos pediremos permiso al gobierno local para llevar una empresa que trabaje en Kenia, por un lado, por el precio reducido, y por el otro para asegurarnos la calidad de la perforación. En tercer lugar, para aprovechar que esa empresa perforadora pueda perforar pozos en otras misiones de la comunidad misionera de San Pablo en Turkana, y así reducir los costes de traslado de la maquinaria.