febrero 16, 2020 por

Nariokotome, Turkana. Kenia. Formación de Jóvenes: Becas de estudio. 2020

Desde la Misión de Nariokotome, Condado de Turkana, Kenia, se becan a tres estudiantes de Nató, Kachoda y Lokitaung. Estas son poblaciones colindantes a la misión. Hay una chica que cursará los estudios de primaria en una escuela de Lokitaung. Los estudiantes de secundaria  cursan sus estudios uno en Lodwar, a 140km al sur de Nariokotome, y el otro en Katilu, a 230km de Nariokotome

El Condado Tur­kana en el noroeste de Kenia, limitando con Etio­pía, Sudán y Ugan­da, es una zona semidesértica loca­lizada en el valle del Rift, con una extensión de unos 77.000 Km2. La re­gión se halla aislada del resto del país por una cadena montañosa y el lago Turkana, de agua alcalina. Sus habitantes, pertenecientes a la tribu Turkana, son en su mayoría pastores nómadas que viven de sus animales (cabras y camellos), alimentándose de su carne, leche y sangre. La esperanza de vida es inferior a los 50 años, con una mortalidad infantil de niños menores de 5 años de 220/1000. El hambre y la pobreza son los mayores problemas que afectan a los Turkana, junto con el aislamiento y la ausencia casi total de todo tipo de infraestructuras, desde carreteras a agua potable, sistema sanitario y medios de transporte, etc.

Así como la educación primaria en Kenia está subvencionada por el gobierno y tiene un coste asequible para cualquiera, el coste de la escuela secundaria es muy elevado y está al alcance de muy pocos, al menos en Turkana, donde tan sólo un 6% de la población tiene un trabajo remunerado. Menos de un 10% de la población en edad escolar tiene acceso a la escuela secundaria.

Todas las escuelas de educación secundaria y algunas primarias en Turkana son internados. Las becas que se financian también incluyen los requisitos que piden las escuelas, que al ser internados requieren que el estudiante venga con uniformes, colchón, sábanas, objetos de higiene personal, etc.

El programa es una iniciativa para promover la formación de jóvenes sin posibilidades económicas mediante el pago de becas de estudios de educación primaria, secundaria, universitaria o formación profesional y actividades formativas en el tiempo libre.

Mantenimiento y Formación de Jóvenes es una iniciativa para promover la formación de jóvenes sin posibilidades de acceder a una educación por cuenta propia, mediante el pago de becas de estudios de educación primaria, secundaria, universitaria o formación profesional y actividades formativas en el tiempo libre.

Esta iniciativa va dirigida a jóvenes del área de acción de la misión de Nariokotome, que por circunstancias sociales y económicas, no tienen posibilidades para acceder a una educación primaria, secundaria, universitaria o de formación profesional por cuenta propia. El número de beneficiarios directos es de 3 estudiantes.

 

Las Actividades que realizaremos para llevar a cabo este proyecto son:

Selección de los beneficiarios. Los chicos y chicas que se beneficiarán son seleccionados cuidadosamente. Para poder discernir la situación de cada joven es necesario conocer bien su situación. Hay que ir a visitarle a su pueblo y conocer la situación económica y social de la familia y del entorno.

Pago de becas. Las becas no sólo incluyen los costes académicos de la escuela o universidad, sino que también incluyen todos los requisitos que piden las escuelas, que al ser internados requieren que el estudiante venga con uniformes, colchón, sábanas, objetos de higiene personal, etc. También se incluye el transporte para ir y volver a la escuela cada trimestre.

Formación en el tiempo libre. Esta iniciativa también incluye actividades formativas en el tiempo libre, que al ser las escuelas internas, el tiempo libre son los cuatro meses que los estudiantes tienen de vacaciones al año. Algunas de estas actividades son la participación en tareas de desarrollo que tienen lugar en la misión, aprendiendo así cosas nuevas que les podrán ser de gran utilidad en el futuro, como, por ejemplo: colaborando en el trabajo en los huertos, o en el taller, o en tareas administrativas de oficina. Durante este tiempo en el que participan de las actividades en la misión reciben una pequeña ayuda económica para su mantenimiento.

Seguimiento y evaluación.Durante todo el año académico, se hará un seguimiento de cada becado: su comportamiento y rendimiento académico. Se mantendrá un contacto fluido con cada uno durante su estancia en la escuela y se tendrá una charla con cada uno cuando vengan a la misión en cada uno de los periodos vacacionales del curso académico. Al final del año se hará una evaluación y un informe del proyecto.