agosto 3, 2019 por

Nariokotome, Turkana. Kenia.Apoyar la educación formal de niños y jóvenes en el área. 2019

Turkana se encuentra situado en el noroeste de Kenia limitando con Etiopía, Sudán y Uganda. Es una zona semidesértica localizada en el valle del Rift, con una extensión de unos 77.000 Km2. La región se halla aislada del resto del país por una cadena montañosa y por el lago Turkana (de agua alcalina). Sus habitantes pertenecientes a la tribu Turkana, son en su mayoría pastores nómadas que viven de sus animales (cabras y camellos), alimentándose de su carne, leche y sangre. En los años 60, debido a la fuerte sequía que afectó la región, muchas familias migraron a la orilla del lago buscando recursos para sobrevivir, estableciéndose en pequeños poblados y aprendiendo a pescar. Las sucesivas épocas de sequía, cada vez más largas, han ido reduciendo los rebaños, siendo éstos muchas veces insuficientes para procurar el sustento de la familia.

Nariokotome, es una misión ubicada a unos 160 kms al norte de la ciudad de Lodwar, en la orilla  del Lago Turkana. La misión que actúa como centro de primera evangelización cubre unos 11.000 km ² con alrededor de 45.000 personas que habitan  en esa zona.

La Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol (MCSPA) durante sus 31 años de presencia en el condado norte de Turkana, en Kenia, ha estado siempre implicada en apoyar los estudios de los niños de su territorio de misión.

Las escuelas existentes en la zona son escasas y mal equipadas tanto en infraestructuras como en profesorado. El nivel educativo es uno de los más bajos de todo Kenia por lo que las oportunidades de los niños y jóvenes quedan muy por debajo de los estudiantes del resto del país.

Siendo una zona remota y mal comunicada el nivel de desarrollo de Turkana en general es el más bajo de Kenia. Por este motivo la MCSPA lleva cabo numerosos proyectos de desarrollo en salud, nutrición, acceso a agua, agricultura, promoción de la mujer, etc. Pero, sembrando para el futuro, se hace imprescindible apoyar en los estudios a los niños y jóvenes, tanto en primaria, secundaria y formación profesional, puesto que ellos han de ser y son ya la base fundamental para los cambios que hacen falta en el progreso de toda la comunidad. Tener jóvenes bien formados, que puedan trabajar por su gente y conozcan oportunidades mejores a las que aspiren.

Este proyecto propone apoyar en sus estudios a niños y jóvenes de la zona de la misión de Nariokotome

 La mayoría de estos estudiantes se enfrentan a una difícil situación familiar ya sea a nivel económico o emocional; o destacan por sus capacidades o por su interés por el estudio, perfilándose así como futuros pilares de su comunidad.

El presente proyecto consiste en promover la educación de 36 estudiantes, niños y jóvenes del área de Nariokotome para que puedan continuar con sus estudios. Además, es necesario proveer a los niños con otros materiales educativos así como con los elementos necesarios para acudir a escuelas internas como son la mayoría de centros educativos en Kenia. Durante sus vacaciones organizamos reuniones de padres e hijos para hacer juntos un seguimiento de sus estudios.Los padres están cada vez más implicados ya que  han visto la importancia de estudiar.

Los beneficiarios directos son los 36 jóvenes que recibirán apoyo para continuar con sus estudios así como sus familias que podrán dedicar parte de sus escasos recursos a otras necesidades de las familias y contarán además en el futuro con una persona bien formada en su grupo familiar que puede ayudarles a salir de la situación en la que se encuentran.

 

Los beneficiarios indirectos son los otros niños que trabajarán más en la escuela al ver que si realmente demuestran un interés es posible que su esfuerzo dé frutos y les permita acceder a estudios superiores. Además, las escuelas en las que estudian estos niños se benefician de más fondos para poder desarrollando su difícil labor en un terreno tan complicado como Turkana.

Actividades que llevaremos a cabo para que este proyecto se pueda realizar:

  1. En primer lugar se ha de identificar a los niños que por sus problemas familiares o por su especial dedicación y capacidad requieren ayuda para continuar sus estudios.
  2. Firmar un compromiso con los padres para asegurarse que comprenden lo que se espera de ellos en cuanto a ayuda y apoyo a los niños y para establecer el mejor centro de estudios para cada niño concreto.
  3. Hay que contactar con las escuelas para asegurarles una plaza y conseguir todos los requisitos que los niños deben tener y cumplir antes de ir a la escuela.
  4. Seguir los estudios de los jóvenes junto con los profesores para asegurar que los niños y jóvenes están dedicada con los estudios.
  5. Reunión con padres cada semestre cuando salen de vacaciones para revisar juntos los resultados de sus hijos.
  6. Organizar y distribuir los jóvenes que en vacaciones van a enseñar y hacer actividades con los niños de los centros materno infantiles.
  7. Adquirir los materiales, uniformes, elementos de higiene personal, etc. que requiere el niño o joven, organizar el transporte hasta la escuela y hacer seguimiento durante el año de su progreso.