mayo 13, 2020 por

Mizan Teferi, Etiopía.Perforación de un pozo para la comunidad de Chat Kebele, Menit, SNNPR. 2020

La comunidad de Chat está ubicado a 100 km hacia el sur de Mizan Teferi y a 655 km de Addis Abeba, capital de Etiopía. Los habitantes de esta comunidad pertenecen al grupo étnico Menit, que son una tribu minoritaria, con una población total de 169.251 personas, que pueblan dos distritos Menit Goldya y Menit Shasha. La comunidad de Chat se encuentra en medio de estos dos.

Las condiciones de vida de los menit son extremadamente sencillas y precarias. La población vive en chozas construidas de troncos de madera, adobe y techo de paja donde vive toda la familia junto a los animales, sin colchones ni mantas.

Los menit son campesinos que viven de sus ganados de vacas y cabras y su escasa producción de maíz, sorgo y judías.

Esta comunidad no cuenta con agua potable ni acceso a ningún servicio básico. La falta de agua limpia es una fuente de enfermedades graves para la salud, ya que ellos consumen agua contaminada y no cuentan con las medidas de higiene necesarias, esta situación sumada a la escasez de comida es en muchos casos mortales.

La comunidad de Chat se creó debido a que las autoridades de la zona cedieron estas tierras a familias enfermas de epilepsia. La epilepsia en Etiopía se relaciona a una maldición o castigo divino. La falta de educación en la región dificulta las cosas ya que no cuentan con hábitos de higiene o de cuidado personal. Por lo tanto, tampoco son constantes en el consumo de sus medicamentos que se suministran desde el hospital de Bachuma que solo se encuentra a 10 km de su comunidad, lo cual se suma a la situación de desnutrición y aislamiento que sufren.

A principios del año 2017 el Secretariado Católico con la ayuda de una asociación de Malta construyó una unidad nutricional. Es un edificio de bloque de hormigón y techo de hojalata que está en funcionamiento, aunque en condiciones muy precarias. Atiende a 30 niños y cuenta con dos profesores, 1 cocinera y 1 vigilante que proporciona el Secretariado Católico de Jimma-Bonga y que, como son de fuera de la comunidad, se trasladan allí durante el periodo escolar.

Desde septiembre de 2017 la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol con la colaboración de benefactores españoles, comenzó a apoyar a esta comunidad suministrando los alimentos y la capacitación a la cocinera de esta unidad nutricional, para que los niños puedan comer todos los días. Desde el inicio de estas visitas periódicas a la comunidad de Chat se pudo observar la carencia de atención médica a las personas y esta situación no dejó indiferente a las misioneras de MCSPA así que con apoyo de donantes de Málaga es posible ayudar sobre todo mirando qué personas necesitan urgentemente un tratamiento sanitario y trasladando a los enfermos al hospital de Bachuma. 

Desde que se empezaron las visitas a la comunidad Menit, se ha notado un progreso en el estado nutricional y de salud de los niños. Al principio, sobre todo debido a la desnutrición (apenas comen una vez al día), se mostraban recelosos, con poca energía y sin esa curiosidad y ganas de jugar tan fantásticas de los niños. Ahora, en cambio, los niños son mucho más receptivos, juegan y te transmiten su interés y ganas de aprender.

Se comenzó la excavación manual de un pozo en el año 2018, pero se colapsó. Hemos seguido intentando hacer más excavaciones en diferentes puntos del terreno sin éxito debido al tipo de tierra. Por lo que la única opción para poder proporcionar agua limpia a la población y dar así una respuesta a sus necesidades básicas es la perforación de un pozo.

Este proyecto consiste en la perforación de un pozo en la unidad nutricional de Chat kebele donde la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol lleva ayudando desde el año 2018. Esta unidad nutricional atiende a 30 niños de edades comprendidas entre 2 y 7 años, por medio de educación básica, juegos y una comida el día.  La falta de agua potable dificulta la posibilidad de cocinar para los niños y de cuidar de su higiene, además de que provoca muchos problemas de salud, pues los niños consumen agua contaminada, por tal motivo la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol contactó con una empresa perforadora de pozos de Addis Ababa que se encargaron de la localización del lugar para poder hacer la perforación.

La empresa se encargará de trasladar la maquinaria hasta la unidad nutricional en Chat Kebele y del trabajo de perforación.

La instalación de una bomba manual se instalará posteriormente con personal capacitado y proporcionado por la empresa.

Los beneficiarios serán:

– Los beneficiarios directos: Los 30 niños que asisten al comedor de Chat Kebele y sus familias, siendo un total de 180 personas que podrán tener acceso a agua potable gracias al pozo.

– Los beneficiarios indirectos: Toda la comunidad de Chat kebele que comprende 540 personas que podrán tener un punto de agua potable para beber y para asearse, mejorando su estado de salud.

Resumen de las actividades que tenemos que llevar a cabo para que el proyecto llegue a buen fin:

  • Realización de un acuerdo con la empresa perforadora.
  • Movilización de la maquinaria perforadora a la aldea de Chat.
  • Preparación del terreno para la perforación.
  • Perforación del pozo.
  • Instalación de la bomba manual.