junio 3, 2020 por

Mizan, Etiopía. Apoyo Alimenticio de emergencia por la Pandemia Covid-19 para las familias de bajos recursos y migrantes en situación de calle. 2020

El proyecto se llevará a cabo en el pueblo de MizanTeferi, que este  a 581 kilómetros al suroeste de Addis Abeba. Mizan Teferi es el pueblo principal que pertenece a la zona de Bench-Sheko. A su vez, la zona Bench-Sheko, está situada en la región “Southern Nations, Nationalities and Peoples’ Region -SNNP- “, localizada en el suroeste del país El pueblo de Mizan está habitado por personas de la tribu Bench que se caracterizan por ser agricultores y comerciantes de sus productos.

La desnutrición acaecida durante los primeros años de vida puede retardar el crecimiento del niño. El cerebro y en general todo el sistema nervioso tienen su máximo crecimiento en los 2 primeros años de vida. De allí que la desnutrición infantil, y la subalimentación crónica podrían ocasionar un retraso en el crecimiento cerebral, reducción de su tamaño y el consecuente menor desarrollo intelectual. Así, los 3 primeros años de vida más la fase prenatal, son los periodos más importantes en términos de desarrollo mental, físico y emocional

El Centro Materno Infantil San José de la Montaña y la Unidad Nutricional en Gacheb   en la actualidad con  210 niños reciben educación y dos comidas diarias cada año. La falta de una buena nutrición y educación de los niños en la edad de pre-primaria, antes de los 7 años, justifican la apuesta por un proyecto continuado de educación y nutrición para niños de 4 a 6 años. Las familias contribuyen con 60 birr al mes (1.7 euros), habiendo 54 niños becados por provenir de familias de muy bajos recursos.

Debido a la situación provocada por la pandemia Covid-19, muchas familias de los 210 niños que asisten a los  centros se han quedado sin ningún tipo de ingreso familiar. Muchos de ellos son familias formadas por la madre y los niños, y el único ingreso era los trabajos temporales de la madre, lavar ropa o cocinar para otra familias, trabajo que desde que se declaró la pandemia y el estado de emergencia en el país, es prácticamente inexistente.

Como los centros se han tenido que cerrar por la pandemia los niños no pueden recibir la alimentación que forma parte esencial del programa de dicho centro.

Por eso durante el tiempo que los centros estén cerrados se hace necesario el apoyo alimenticio a las familias más pobres, para prevenir casos de desnutrición entre los niños, que afectaría su salud y su proceso educativo posteriormente.

Otras de las problemáticas provocadas por esta crisis es que muchas personas de otras regiones ubicadas en zonas rurales, con poco acceso a comunicaciones se han visto obligadas a dejar sus tierras por falta de comida, agua y servicios médicos. Estas 110 personas tienen que vivir en las calles del pueblo de Mizan Teferi, sobreviviendo de pedir limosnas. Desde el inicio del mes de mayo las autoridades locales tomaron la decisión de reubicar a estas personas en la sala de reuniones de la escuela primaria para darles un techo, ya que ha empezado la época de lluvias y para prevenir el contagio del virus de estas personas en situación de calle. El gobierno les está apoyando con algunos kilos de maíz, azúcar y aceite pero esto es muy escaso para alimentar a tantas personas por lo que estas tienen que seguir pidiendo limosna para sobrevivir. Esta acción del gobierno ha sido de gran ayuda pero las condiciones en la que se encuentran estas personas es muy precaria. Por este motivo se hace imprescindible esta acción de apoyo alimenticio y de algunas necesidades básicas para que estas personas puedan sobrellevar esta crisis humanitaria de una forma más digna.  

Otro de los sectores afectados por la pandemia del Covid 19 es que algunas mujeres solas se han visto obligadas a abandonar a sus bebés por la desesperación de no tener con que alimentarlos. El gobierno cuenta con un sistema de adopción local, así que otras familias que deseaban bebes y no podían tener han adoptado a estos bebes abandonados, estas nuevas familias solo cuentan con medios necesarios muy básicos de subsistencia y por este motivo se han acercado a nosotros para solicitar ayuda alimenticia y de leche en polvo para alimentar a los nuevos miembros de la familia.

Este proyecto consiste en la distribución de alimentos y productos de limpieza a 54 familias de los niños registrado en el centro durante el tiempo de emergencia de la pandemia Covid 19. También se considera la capacitación de algunas mujeres para que aprendan a hacer ellas mismas jabón.

Parte de la acción incluye también 110 personas que han emigrado de zonas rurales y necesitan apoyo alimenticio, artículos de aseo personal, colchones y mantas.

En este proyecto también incluye la distribución de leche a bebes menores de 1 años que fueron  abandonadas.

Para poder llevar a cabo este proyecto se ha puesto en marcha la confección de mascarillas para la distribución a los beneficiarios de este proyecto y para la protección de las personas que realizarán este proyecto.

Cada una de estas acciones se realiza siguiendo las medidas de precaución indicadas por el gobierno etíope: distancia recomendada, lavado de manos, uso de mascarillas.

Para la realización de las actividades se cuenta con la participación voluntaria de algunas maestras y cocineras del Centro, así como algunos jóvenes del pueblo.

El planteamiento del proyecto es, como primera fase, de una duración de 3 meses, desde la primera semana de junio.

 

Hacer frente a la emergencia alimenticia y de salud de la población más vulnerable en el pueblo de Mizan Teferi, provocado por la pandemia Covid 19.

Para conseguir esto haremos distintas actividades:

  • Distribución de alimentos semanalmente durante 3 meses.
  • Compra y entrega de colchones y mantas para migrantes.
  • Compra y entrega de utensilios de cocina para migrantes.
  • Confección y distribución de mascarillas para prevenir el contagio del virus.
  • Compra y distribución de leche para los bebes abandonados.
  • Elaboración de jabón y distribución a todos los beneficiarios 

Los Beneficiarios serán:

– 54 Familias de los niños de 4 a 6 años becados en el centro materno Infantil de Mizan.

– 110 personas emigradas de las zonas rurales aledañas a Mizan Teferi.

– 15 Bebes abandonados.