noviembre 17, 2019 por

LOBUR,TURKANA. KENIA.PROYECTO DE CLÍNICA MÓVIL Y ATENCIÓN BÁSICA PRIMARIA A LA SALUD, PROMOVIDO DESDE LA BASE LOGÍSTICA DE SAN JUAN EVANGELISTA.2019

Desde la base logística de San Juan Evangelista de Lobur, en los subcondados de Turkana Norte y Kibish, en la frontera con Etiopía y en el Triángulo Ilemi, se llevan a cabo numerosas iniciativas para mejorar la salud y la calidad de vida de los habitantes de esta región remota y con conflictos con las tribus vecinas. El proyecto se ejecutará en la zona norte del “Lapur Ward” en el sub-condado de Turkana Norte y en el “Meyen Ward” en el sub-condado de Kibish, ambos en el condado de Turkana; en el territorio perteneciente a la parroquia de San Joaquín y Sta.Ana-Kibish

La zona es conocida como una zona históricamente conflictiva, debido a la animosidad entre los Dassenech y los Nyangatom, ambas tribus vecinas en Etiopía. El conflicto armado se ha escalonado en los últimos años a pesar de que se hayan cuantificado menos muertes y ha generado un parón en las iniciativas de desarrollo en la zona. La salud de los habitantes de la zona se ha mermado alarmantemente debido a la inseguridad en el area y a la falta de suficientes infraestructuras sanitarias. Este proyecto se centra en una intervención en la linea de mejorar la atención primaria a la salud especialmente mediante una clínica móvil para atender a la población nómada y una infraestructura mínima básica para acoger a los casos médicos y promocionar la capacitación local para mejorar las condiciones de salud. El proyecto se desarrolla en el Triángulo de Ilemi (Turkana, Kenia) zona fronteriza con Sudán del Sur y Etiopía,  y las clínicas móviles en las localidades de Napeikar, Natodomeri, Kamkala, Meyen, Maisa, Liwan, Nalemsekom, Nalempetet y Lobur. Es una zona árida y semiárida (ASAL) con temperaturas todo el año entre 24-38ºC.

La población de la zona se encuentra en una situación de pobreza extrema, ya que su economía es sumamente frágil y las sequías periódicas son seguidas de hambrunas y muerte de los sectores de la población más débiles (mayores y niños). El hambre es el mayor problema que afecta a los Turkana, junto con el aislamiento y la ausencia casi absoluta de todo tipo de infraestructuras, desde carreteras a agua potable, sistema sanitario y medios de transporte.

La atención sanitaria por parte del Ministerio de Salud del Condado del Turkana se limita a la atención en los asentamientos del SubCondado, a través de dispensarios, aunque últimamente se está poniendo en marcha clínicas móviles mediante motocicletas. Teniendo en cuenta que aproximadamente el 86% de la población Turkana vive en ámbito rural, la atención sanitaria por parte del gobierno sigue siendo escasa y limitada.

Con este Proyecto queremos continuar y mejorar la atención sanitaria a través de la clínica móvil en 8 puntos de atención y de la base logística sanitaria de Lobur, a dia de hoy, Meyen, Maisa, Liwan, Ngachurro, Nalemsekon, Ekope y Lomanakeju. El personal sanitario se desplaza desde la base de Lobur a las distintas localidades y zonas de la de la región a prestar asistencia sanitaria, enfocada al tratamiento de las enfermedades más prevalentes, vacunación, educación para la salud y formación de agentes locales. Este servicio garantiza el acceso a la salud de la población, sin interferir ni modificar su estilo de vida nómada y semi-nómada. La clínica móvil es la encargada actualmente del traslado de pacientes que requieren asistencia hospitalaria.

En Mayo del 2017 empezó a funcionar una sala de emergencias,  con asistencia durante las 24 horas ( de Mayo a Septiembre del 2018 se atendieron un total de 553 pacientes) y un pequeño laboratorio. La sala aumenta la accesibilidad y atención sanitaria urgente a los  pacientes del triángulo de Ilemi. El laboratorio mejora el diagnóstico y por tanto la elección del tratamiento .

El equipo del proyecto mantiene una estrecha colaboración con el escaso personal sanitario gubernamental que trabaja en los distintos dispensarios de la zona.

 

Las principales y más importantes, propuestas en este proyecto, incluyen varios programas:

 Objetivo general:

Continuar y mejorar la asistencia sanitaria básica a la población nómada y semi nómada del triángulo de Ilemi.

Objectivo Especificos:

a.Facilitar el acceso de la población nómadaa la atención sanitaria

b.Atención de urgencias 24 horas.

c.Mejorar diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades prevalentes ( diarrea, malaria, parasitosis…).

d.Optimizar los recursos para la derivación de pacientes.

e.Asegurar la sostenibilidad de la clínica móvil en los puntos donde no haya atención

f.Empoderamiento de la población en hábitos saludables y nutricionales.

g.Formación de agentes locales de salud (comunity Health workers-CHM).

Los resultados que se esperan conseguir son:

-Mejorar el diagnóstico de las distintas patologías.

-Reducir complicaciones de las enfermedades más frecuentes.

-Mejorar la higiene y salud de la población infantil y adulta.

-Disminuir el tiempo de espera a la atención urgente.

-Mejorar la calidad de la atención de la patología urgente.

-Mejorar diagnóstico de las distintas patologías.

-Disminuir la incidencia de las enfermedades prevalentes.

-Implicación de los agentes locales de salud en la atención y educación sanitaria.

-Asegurar una continuidad en la atención.

-Establecer acuerdos sólidos con las autoridades sanitarias locales.

La población total beneficiaria a la que se dirige este proyecto es de unas 19.600 personas, datos difícilmente cotejables. Desde el punto de vista sanitario el sector más vulnerable del conjunto de la población, entre el cual se alcanzan los mayores índices de morbilidad y mortalidad, son los niños, los mayores y las mujeres en edad fértil. Estos colectivos suponen un 65% de la población total, lo que significa que el proyecto se dirige a unos 19.600 beneficiarios directos (6.570 mujeres, 6.670 hombres, 3.920 niños (<15 años) y 2.450 personas mayores).

Niños: se benefician a través de la vacunación, el control de crecimiento, el suministro de suplementos vitamínicos y control de patologías endémicas, como son las campañas de desparasitación infantil.

Mujeres en edad fértil: se benefician directamente de las clínicas materno-infantiles con control de embarazos, suministro de suplementos de hierro y ácido fólico, vacunación antitetánica, mejora de la asistencia al parto.

Mayores: son un colectivo menor pero altamente vulnerable. Se benefician directamente del programa de clínica móvil, ya que en el mismo se realizan visitas domiciliarias a enfermos y mayores y se forman a agentes locales de salud para el cuidado domiciliario de este colectivo.

Los beneficiarios indirectos son 6.860 Turkana, de los 19.600 habitantes del que cubre la clínica móvil , que no necesitarán previsiblemente la asistencia pero que la tendrán a su disposición.

Además, lo serán los miembros de las familias  y clanes de los beneficiarios directos, ya que el bienestar de los suyos repercutirá positivamente en su calidad de vida.

Las Actividades que llevaremos a cabo para realizar este proyecto son:

  • Atención en los puntos de clínica móvil: Desde el centro de operaciones de la clínica móvil, se acude periódicamente a las distintas localidades. Al tener una base fija y unos días de atención concretos con una distancia media de 35km a las distintas poblaciones, se garantiza el acceso de la población nómada y semi-nómada a la clínica móvil.
  • Apoyo al dispensario de Napeikar: De acuerdo con la política de colaboración con las autoridades sanitarias del Gobierno de Turkana, se acudirá dos veces por semana a prestar apoyo en la atención de este centro. El dispensario de Napeikar se encuentra en el área de influencia de la clínica móvil, donde anteriormente estaba establecida la base del proyecto. Actualmente, gracias a la perseverancia y la estabilidad de nuestro equipo, se ha conseguido que trabaje un enfermero local.
  • Identificación y formación de 18 agentes de salud: En cada punto de atención, se identifican al menos dos agentes de salud y se les forma en aspectos básicos de salud. Además, se realizará un curso de dos días de duración por parte de los enfermeros que estén en el terreno.
  • Derivaciones de los pacientes: Cuando la patología lo requiere, se derivan pacientes al hospital de referencia de la zona.
  • Realización de turnos del personal sanitario: se realizaran turnos para garantizar la atención durante las 24 horas en la ”emergency room”.
  • Formación en atención de urgencias de los enfermeros y personal auxiliar que trabajan como parte del proyecto.
  • Protocolos de actuación clínicos con los pasos a seguir para garantizar la calidad de la atención dada por el personal del programa.
  • Realización de charlas educativas en escuelas y/o guarderías y encuentros con la población local y distintos colectivos.
  • Utilización progresiva del laboratorio.
  • Reuniones trimestrales con autoridades sanitarias locales.
  • Firma de acuerdos con las autoridades locales con el fin de aumentar la colaboración entre las partes involucradas (personal sanitario que trabaja en el área de influencia).
  • Información a la población de la periodicidad de la atención así como del buen uso de la misma.