marzo 25, 2020 por

Lobur, Turkana. Kenia. Informe sobre el MANTENIMIENTO de la ESCUELA INFANTIL.2019

Con nuestra escuela infantil, queremos dar la posibilidad de ir a la escuela  a los niños que no pueden caminar hasta los centros más cercanos, que se encuentran uno a 4 Km y otro a 8 Km de distancia.

Al ser una zona plagada de conflictos no es seguro para los niños más mayores ir solos sin el cuidado adecuado. Son vulnerables y susceptibles a posibles ataques.

La educación es uno de los factores fundamentales para el crecimiento y desarrollo de la sociedad. Empezando en una edad temprana, entre 3 y 6 años, y con una formación solida, será la manera de ayudar a formar una comunidad responsable en el futuro.

Queremos llegar a construir una institución que pueda fomentar la integración interétnica de las comunidades, al admitir niños de todas las tribus vecinas y credos.

Durante 2019, hemos conseguido que los padres entiendan la importancia de que los niños vengan al colegio, no solo por la comida sino porque han visto cambios importantes en sus hijos. Hemos notado un cambio en los niños, que ya están adaptados a la escuela y han entrado en el sistema educativo.

Como retos, seguimos adaptándonos al nuevo curriculum de Kenia, ya que está siendo un proceso lento en todo el país.

También hemos mejorado la dieta semanal de los niños, con una constancia en que coman verduras y frutas cada día, carne una vez por semana y huevos cuando hay producción en la misión.

Hemos tenido con nosotros a una voluntaria israelí que ha aportado mucho a la parte de creatividad de los niños.

En la parte educativa, seguimos en fase de adaptación al nuevo currículo instaurado en Kenia. Hemos tenido varios seminarios para los profesores poder adaptarse al nuevo sistema.

Tenemos dos reuniones de padres cada trimestre. Y hemos conseguido el interés de estos en todos los aspectos de la escuela.

Seguimos con el programa de agricultura para los niños.

Empezamos el curso con 75 niños y terminamos con 95 niños.

Durante los meses de verano contamos con la colaboración de voluntarios venidos de otros continentes y países  y que ofrecen a los niños nuevas actividades y apertura a otros mundos.

Como aspecto positivo: Hemos conseguido una constancia en el sistema educativo y nutricional de la escuela en su segundo año. Lo más importante es que los padres han entendido la importancia de que sus hijos asistan a la escuela.

Este año hemos recibido mucho material donado llegado desde España gracias al colegio Holy Mary de Madrid. Recogieron material y juegos para los niños en su campaña de navidad y decidieron donarla a nuestra escuela.