marzo 2, 2020 por

LOBUR, TURKANA. KENIA. APOYO A 8 CENTROS MATERNO-INFANTILES. 2020

El proyecto será ejecutado en el territorio de Misión de Lobur que está situada en el Triángulo de Ilemi en el sub-condado de Kibish-Turkana. Queremos mejorar la calidad de vida de la población infantil en edad preescolar de la zona de Lobur a través de la alimentación y educación preescolar en 8 centros.

Las repetidas sequías que afectan la zona del Triangulo de Ilemi provocan una gran escasez de alimento para la población, que, depende, casi exclusivamente de su ganado para vivir. La población más afectada por esta situación son las mujeres y los niños.

Muchos niños en la región de Turkana sufren de desnutrición por la falta de una buena alimentación básica. Muchos de ellos sufren un retraso en el desarrollo, tanto físico como intelectual y cuando empiezan a ir a la escuela tienen dificultades para el aprendizaje.

Una buena alimentación en los primeros años de vida es esencial para el desarrollo integral del ser humano.

Existe en la zona un programa diocesano de aporte de comida para los niños, pero en muchas ocasiones es insuficiente. Es necesario asegurar una completa alimentación permanente a los niños antes de que vayan a la primaria, donde reciben comida.

La zona de la misión de Lobur tiene 8 centros materno-infantiles. Cada uno de los 8 centros está en los asentamientos de población existentes. Los centros, donde están los niños de 2 a 6 años, aparte de la enseñanza pre-primaria básica (Early childhood syllabus), sobretodo en las materias de Inglés, valores éticos y religiosos, matemáticas, formación lúdica e higiene, reciben al menos una comida diaria y se trabaja también con las madres para capacitarlas en el cuidado infantil y mejorar la higiene familiar.

El proyecto consiste en dar la enseñanza pre-primaria básica en cada Centro Materno infantil, apoyando a los educadores, proporcionando material escolar, alimentos necesarios y otros recursos para los 8 Centros Materno-Infantiles e implicar a las madres en la educación de sus hijos y desarrollar valores y una cultura de paz. Algunos centros tienen otros proyectos generadores de ingresos aparte llevados por las madres, basado en la incipietne agricultura y la artesanía, además de asegurar una buena alimentación complementando la dieta de los niños que asisten a los centros.

Los Beneficiarios serán los 800 niños de 2 a 6 años que hay en los 8 Centros.

-Las madres, unas 720,  también son beneficiarias a través de las actividades de capacitación en nutrición e higiene familiar.

Las Actividades a realizar son :

  • Apoyo y capacitación a los educadores en la implementación de la educación pre-primaria.
  • Adquisición y distribución de alimentos extras para los días donde no llega el programa diocesano (maíz, judías, harina de maíz y aceite)
  • Adquisición y distribución de materiales escolares.
  • Supervisión, seguimiento y coordinación del programa de educación pre-primaria y la distribución de los alimentos y materiales escolares.
  • Talleres de formación en nutrición e higiene para las madres.