junio 9, 2020 por

Kokuselei, Turkana. Kenia. Informe sobre la Mejora del acceso y la calidad de los servicios de salud del dispensario de Kokuselei: servicios curativos regulares. 2019

El principal objetivo de este proyecto era mejorar las condiciones de vida de la población del valle de Kokuselei. Para ello, se ha trabajado en asegurarse de que el dispensario de Kokuselei esté siempre preparado y equipado para atender a todos los pacientes que vienen buscando medicina y consuelo. Se hace especialmente importante atender a los más vulnerables: niños menores de 6 años, ancianos y mujeres embarazadas y lactantes.

Esto se ha conseguido trabajando con los enfermeros para mejorar los inventarios y asegurarse de adquirir siempre medicinas y material de cura a tiempo. Contratando un vigilante y suficiente personal en el dispensario para poder atender a todos los pacientes. Por otra parte, se han realizado tareas de mantenimiento en el dispensario: cambio de puerta, pintura, cambio de baterías, preparación de un nuevo hueco para la basura, etc. y se han adquirido materiales de limpieza y comida y utensilios para los pacientes que tienen que quedarse ingresados durante su tratamiento.

De esta forma, se mejora la calidad y el acceso a los servicios del dispensario para todos los miembros de la comunidad de Kokuselei.

Las actividades necesarias para el funcionamiento normal del dispensario se realizan de forma continuada durante el año:

  • Adquisición de medicinas, material de limpieza y otros elementos necesarios para tratar a los pacientes de la forma más adecuada.
  • Adquisición de comida y utensilios de cocina y para el alojamiento de los pacientes que tienen que hacer noche en el dispensario.

Por otro lado, se han llevado a cabo algunas actividades puntuales para mantener el buen estado del dispensario y garantizar así su usabilidad para todos los pacientes: cambio de una puerta y las baterías, nuevo hueco para la basura, etc. Es necesario asegurarse de que las infraestructuras cumplen plenamente con las necesidades de los pacientes.

Los beneficiarios directos de este proyecto son las más de 6.500 personas que acudieron a nuestro dispensario buscando tratamiento durante este año. Además, todo el resto de la población del valle de Kokuselei se beneficia de tener un dispensario listo y bien equipado que podría atender cualquier enfermedad o problema al que se puedan enfrentar.

 

Este año el dispensario ha funcionado sin grandes problemas durante todo el año, proveyendo servicios básicos de saluda a la población de Kokuselei. Por otra parte, se han comenzado a poner en marcha los mecanismos necesarios para promover la contribución local en materia de salud incluyendo un pequeño pago por algunos de los servicios allí ofrecidos. Así, aunque la auto sostenibilidad del programa de salud es aún una utopía, se empieza a formar a la gente sobre su responsabilidad y su capacidad de ser partes de este proyecto.

El impacto del programa es innegablemente positivo y ha salvado a muchas personas, además de mejorar la calidad y condiciones de vida de muchos otros.