diciembre 2, 2019 por

Kokuselei, Turkana, Kenia.Afianzar y mantener el centro de educación preescolar. 2019

Kokuselei está situado en Turkana norte, a unos 150 km de la capital del distrito, Lodwar. Se trata de un área remota y mal comunicada en la que hay poca presencia de organismos gubernamentales. Se encuentra además a unos 35 km de la capital administrativa de la zona: Lokitaung en el que hay algunas oficinas del gobierno.

La gran mayoría de las familias de este área son todavía pastores seminómadas que dependen de sus animales para su alimentación. La escasez de lluvias (suele llover unos pocos días al año) hace que la forma de vida tradicional se vea amenaza y el alimento se vuelva insuficiente para las familias y especialmente para los más pequeños. En los últimos 30 años, la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol ha establecido más de 30 centros de nutrición infantil en todo el área de Turkana norte para paliar y prevenir la desnutrición infantil y las graves consecuencias que esta tiene en el desarrollo de los niños y por tanto de las comunidades enteras. Los centros de nutrición junto con los pozos y las presas que acercan los puntos de agua a las familias, y los dispensarios y clínicas móviles que ofrecen servicios básicos de salud, permiten mejorar el estado nutricional de los pequeños y abren la puerta a centrarse en otras preocupaciones como puede ser la educación infantil.

En la actualidad, la escuela primaria de Kokuselei tiene 6 clases para 6 cursos (de los 8 oficiales en la primaria) y solamente 3 profesores públicos. Los niños llegan directamente desde sus casas o desde el centro de nutrición a la primaria y por tanto tienen que utilizar los primeros años de la colegio para conceptos básicos de inglés y alfabetización que ya deberían saber, desaprovechando la oportunidad de aprender lo que deberían en esos cursos. La introducción de la educación infantil da a los niños la base que necesitan para realmente aprovechar la educación primaria o la alfabetización mínima necesaria para ser mejores pastores o mejores amas de casa.

Este proyecto pretende mejorar el acceso a la educación de los niños entre 2 y 7 años de la zona de Kokuselei. Mediante la provisión de comida, material educativo y personal cualificado, se pretende consolidar, mantener y mejorar la educación infantil que se ofrece a los niños de esta área para mejorar así la calidad de la escuela primaria y para dar a todos al menos una base de alfabetización que pueda convertirlos en agentes de cambio y desarrollo en sus comunidades.

Los 3 profesores cualificados reciben durante el año formación continuada y acompañamiento para asegurarnos que tanto el contenido como los métodos de enseñanza que utilizan se adecúan a lo que buscamos y a los estándares de nuestros centros. El tener siempre disponible material de papelería (cuadernos, lápices, tizas, colores, etc.) así como buenos libros de texto es imprescindible para que los profesores puedan desarrollar correctamente su labor.

Los niños de este centro vienen algunos desde muy lejos y en cualquier caso todos son de familias con escasos recursos. El contar con un desayuno y una comida diarias es imprescindible para que puedan desarrollarse y aprender de forma adecuada. El trabajo de almacenaje, gestión, cocina y cuidado de los niños más pequeños lo realiza un grupo de madres voluntarias seleccionadas por la comunidad y apoyadas por la misma; sin esta contribución de las familias de alrededor sería imposible llevar a cabo nuestro trabajo en esta zona.

Al haberse incrementado el número de niños en la guardería a casi 150 es necesario además añadir otro juego de letrinas para poder dar mejor servicio a los niños y promover la higiene y el buen uso de las infraestructuras.

Los Beneficiarios:

  • Los beneficiarios directos del proyecto son: Los 150 niños que acuden diariamente al centro de infantil de Kokuselei ya que recibirán dos comidas al día así como estimulación, atención personalizada y educación de nuestros profesores. Por otro lado, los profesores involucrados en el programa reciben un sueldo para sus necesidades y formación y seguimiento de forma periódica durante todo el curso.
  • Beneficiarios indirectos:
    • Las familias de los niños que acuden al centro que ahora tienen más tiempo para dedicar a otras actividades ya que tienen los niños en el preescolar bien cuidados y alimentados.
    • La escuela primaria de Kokuselei que mejorará su nivel educativo al recibir cada año un buen grupo de niños bien formados y preparados para empezar bien la primaria.
    • Los niños de los otros centros de nutrición de nuestra Comunidad que podrán acudir a este preescolar cuando tengan edad para ello (Ngameriek, Kabosan y keapat).
    • Otros centros de educación preescolar y otras primarias del gobierno que podrán benenficiarse del ejemplo de este centro y de las consecuencias y el impacto que está teniendo en las comunidades de los alrededores. Al ver el gobierno y otras instituciones un proyecto sencillo pero que funciona se animarán a  copiarlo y reproducirlo trasladando estos beneficios a otras familias.

  • Las actividades que realizaremos  para conseguir que este centro se mantenga y siga adelante son: 
    • Adquisición, transporte, almacenamiento, distribución y supervisión de la comida para los 150 niños.
    • Contratación, seguimiento y supervisión de los 3 profesores de preescolar del centro.
    • Contratación y equipamiento del vigilante de noche del centro.
    • Mantenimiento mínimo de las infraestructuras para evitar su deterioro.
    • Adquisición de material educativo para el centro: libros, papelería, juegos, etc. Traslado de dichos materiales hasta el centro de Kokuselei.