febrero 16, 2020 por

Kokuselei, Kenia. Respuesta a la desnutrición infantil ocasionada por la sequía en Turkana. 2020

Los 10 Centros Materno Infantiles o Unidades Nutricionales gestionados desde la misión de Kokuselei se encuentran en el valle del mismo nombre, en Turkana Norte, Kenia. Cada centro se encuentra en una comunidad diferente separadas por varias decenas de kilómetros para tratar de cubrir la población infantil menor de 6 años desde los centros infantiles ubicados en: Kokuselei, Riokomor, Kabosan,  Ngameriek, Ekurruchanait, Ebur Angataruk, Alagama, Small Erus, Keapat y Loalany.

El funcionamiento permanente de los 10 Centros Materno Infantiles (MCC) es fundamental en la prevención de la desnutrición infantil en la zona, considerada una de las regiones más afectadas por las sequías periódicas que sufre el Cuerno de África.

La vulnerabilidad de los niños turkanas a sufrir desnutrición es muy alta, debido a las difíciles condiciones de vida del lugar: sus familias seminómadas dependen exclusivamente de la leche y sangre de sus animales (cabras, burros, camellos) que se ven gravemente afectados por las escasas lluvias. La región cuenta con aproximadamente 4 días de precipitaciones torrenciales al año, que abastecen precariamente a la población, quienes excavan a mano en los lechos de los ríos secos para conseguir agua.

Los problemas de la falta de agua, de escasez de alimentos 
por las prolongadas sequías y por el desconocimiento de la 
agricultura, la inexistencia de infraestructuras higiénicas y
educativas adecuadas, afectan directamente al bienestar
 de todos los niños, especialmente a la salud de los más pequeños y de las madres embarazadas y lactantes.

El proyecto es una intervención integral contra la desnutrición en la primera infancia, sostenida por el trabajo en red gracias a: el compromiso de los comités de padres que hacen posible el funcionamiento diario, la formación de las madres y niños beneficiarios, y el compromiso y presencia permanente de los miembros de la MCSPA en el lugar.

Por lo tanto, el proyecto garantiza que 800 niños menores de 6 años y sus familias, especialmente las madres embarazadas y lactantes, tengan acceso a cuatro campos esenciales para el desarrollo de estas comunidades del norte de Turkana:

– AGUA: Cada MCC cuenta con un pozo o una presa (de roca o tierra) que abastece no sólo a los niños asistentes sino también a todos los miembros de la familia. Estos puntos de agua en cada centro infantil garantizan el consumo humano y el de los rebaños, algo fundamental en un lugar de prolongadas sequías donde casi el 90% de las familias dependen exclusivamente de sus animales (cabras, camellos y burros) como única fuente de alimento del lugar.

– NUTRICIÓN: En cada MCC los niños reciben dos comidas diarias, administradas y preparadas por un comité de 4 o 5 madres y 1 o 2 padres. Todos ellos trabajan voluntariamente, son una importantísima contribución local al bienestar de los niños y un ejemplo de participación y compromiso comunitario para el funcionamiento de estos centros infantiles.

– SALUD: Las MCCs no sólo cuentan, cada mes, con los servicios de la Clínica Móvil del Programa Integral de Salud de Nariokotome coordinados desde el Dispensario de Kokuselei, sino también con un seguimiento permanente realizado por miembros de la MCSPA en el lugar. Los niños tienen seguimiento de crecimiento y estado nutricional, atención cuando están enfermos, remisión de casos especiales a otros hospitales del distrito o del país y acceso a todo el protocolo de vacunación. Además, tanto sus padres como madres reciben formación en Higiene y Sanidad para prevenir las enfermedades infantiles más comunes.

– AGRICULTURA: En algunas de las MCCs se promueve la agricultura con pequeños huertos comunitarios de árboles frutales (papayas, mangos, chirimoyas) y verduras (sukuma, acelga, calabaza, cebolla) para que la dieta de los niños pueda enriquecerse con algunas vitaminas.

El trabajo en Red posibilita impulsar cambios entre las comunidades, las cuales, a pesar de contar con tradiciones similares, se diferencian entre ellas en el momento de poner en práctica nuevos aprendizajes sobre alimentación, salud o agricultura. El diálogo mutuo entre comités de padres y ancianos responsables de diferentes territorios aporta significativamente al buen funcionamiento de cada Centro Materno Infantil.

Objetivos del proyecto:

  • Formar 10 comités de madres voluntarias, responsables del funcionamiento diario de 10 Centros Materno Infantiles.
  • Garantir la alimentación diaria, dos veces al día, a 800 niños menores de 6 años en riesgo de desnutrición por escases de alimentos en sus hogares.
  • Atender las necesidades sanitarias y médicas de 800 niños menores de 6 años.

Beneficiarios directos 800 niños menores de 6 años, aproximadamente 702 familias.

Beneficiarios indirectos 9.998 personas, según Turkana North Sub County Catchment Populations per Facility 2016 Report.

El criterio de selección de los beneficiarios es la no exclusión, ya que éste es un proyecto que beneficia al conjunto de la población de las comunidades y asentamientos cercanos a los lugares donde están los Centros Materno Infantiles.

Las actividades que llevaremos a cabo son:

  • Formación de 40 madres voluntarias que cuidan, diariamente, 800 niños menores de 6 años.
  • Promoción de la agricultura a través de huertas comunitarias en favor de los niños menores de 6 años.
  • Compra de alimentos (en Kitale a 440 kms de la misión) y su distribución mensualmente a las 10 MCCs.
  • Proporcionar dos comidas diarias a 800 niñ@s menores de 6 años de cada día.
  • Equipar con utensilios básicos de cocina cada una de las MCCs
  • Seguimiento nutricional y médico mensual a los niñ@s,
  • Realizar actividades educativas adecuadas para la primera infancia.