marzo 3, 2020 por

Turkana Norte, Kenia. MEJORA DEL ACCESO Y LA CALIDAD DE LOS SERVICIOS DE SALUD DEL DISPENSARIO DE KOKUSELEI: CONSTRUCCIÓN DE UNA CASA PARA EL ENFERMERO Y DE DUCHAS Y LETRINAS PARA PACIENTES Y ENFERMEROS. 2020

KOKUSELEI es una comarca montañosa con un tipo de hábitat seco hasta el que resulta difícil llegar. El camino desde Lodwar toma 4 horas.

La base logística de la MCSPA en la zona está en la Misión de Nariokotome, a 140 Km de Lodwar, y a una hora de Kokuselei. Desde allí, los asentamientos a los que dan cobertura los proyectos de desarrollo del Socio Local están comunicados por caminos rurales. Se trata de vías muy precarias y sólo transitables con vehículos todo terreno. Los caminos están hechos de arena y piedras, en algunas zonas señalizados con piedras más grandes en sus costados. Estos caminos han sido en su gran mayoría abiertos en el marco de proyectos impulsados por el socio local: para el transporte de personal médico, maquinarias para perforación de pozos, construcciones, distribución de alimentos en Unidades de atención nutricional, entre otros.

La altitud de la zona oscila entre los 900 metros al oeste, al pie del macizo fronterizo con Uganda, y los 370 m hacia el este, en las orillas del Lago Turkana. Debido a su elevado nivel de alcalinidad, las aguas del lago no son aptas para el cultivo ni para el consumo humano.

Climatológicamente, la zona está considerada como “ASAL” (arid and semiarid land). Las temperaturas son uniformes durante todo el año, oscilan entre 28 y 39 grados a la sombra.

La esperanza de vida de la población es de 47 años. La mortalidad infantil es muy elevada, pero ha disminuido debido al esfuerzo llevado a cabo por el Gobierno y la Diócesis de Lodwar. Esta última es responsable del 60% de los servicios médicos en el Distrito.

En esta área, las instalaciones sanitarias son mínimas. Los hospitales más cercanos a las comunidades beneficiarias de la MCSPA son los de Lodwar o Lokitaung, ambos sin medios ni personal suficiente. En la zona hay 1 médico por cada 70.000 habitantes, y 1 enfermero por cada 5.200 habitantes.

Los problemas sanitarios del distrito son los mismos que en el resto de Kenya pero más agudizados, debido a la constante presión por la escasez de agua, la incomunicación y el aislamiento geográfico; existen serias dificultades de acceso a los centros de salud: la distancia promedio al centro de atención sanitaria más cercano es de 80 Km, agravada por la falta de caminos y transporte.

Se espera construir dos cuartos para los enfermeros, con una extensión para poder cocinar y demás, así como duchas y letrinas para ellos y los pacientes. Contar con la infraestructura adecuada es la única forma de atraer y conservar personal suficientemente cualificado y motivado para el trabajo en una región tan dura como Turkana norte. Es necesario que los enfermeros cuenten con un lugar digno en el que vivir y además ubicado dentro del dispensario para estar disponibles siempre para las emergencias y los pacientes que requieran de un cuidado más constante y continuado. La construcción y el equipamiento de las habitaciones para enfermeros permitirá ofrecer unos servicios de salud mejorados a los pacientes ya que se tendrán el personal sanitario más cerca y más contento y motivado. En esta zona tan remota y aislada, es difícil contar con personal que quiera quedarse de forma continuada; así, el servicio en el dispensario se ve perjudicado al tener que ir formando cada vez al personal nuevo.

Queremos mejorar la salud de la población con un mejor acceso a servicios sanitarios especialmente los grupos más vulnerables: menores de 6 años, mujeres embarazadas y lactantes y ancianos. Se pretende mejorar las infraestructuras construyendo unas casitas para los enfermeros así como duchas y letrinas.

Los beneficiarios directos del proyecto son los dos enfermeros que proveen servicios de salud a las comunidades del valle de Kokuselei y por tanto, a todas las familias de Kokuselei, así como de las comunidades aledañas en las que se hace clínica móvil y cuyos pacientes son referidos a Kokuselei en caso de problemas: Kabosan, Small Erus, Alagama, Ebur, Riokomor, Ekurruchanait, Keapat, Ngameriek, Loalany y Lowa. Estas mujeres, hombres y niños se beneficiarían de la atención médica básica, de la atención alrededor del parto ofrecida en el centro, del transporte de emergencia en caso de complicación y de unas instalaciones dignas, correctamente equipadas y suficientes para atender los casos de la zona.

Las Actividades que llevaremos a cabo son:

  • En primer lugar, se pretende visitar y consultar otras instalaciones similares, así como diferentes constructores para dar con el más eficiente en términos de calidad y precio.
  • Una vez acordado el constructor y la distribución se procede a hacer un cálculo de materiales y adquirirlos. La logística del traslado de los materiales hasta el punto de la obra en Kokuselei es también un punto delicado en el cronograma.
  • Mientras tiene lugar la construcción se ha de adquirir y transportar el equipamiento necesario para hacer los edificios útiles y eficientes.
  • También sería necesario trabajar con un electricista para conectar los nuevos cuartos a las placas solares y añadir unas baterías y con el fontanero par dar agua a las duchas y letrinas.
  • Durante todo el proceso será necesario llevar a cabo una estricta supervisión de la obra y del progreso para garantizar su éxito.