abril 16, 2020 por

KAKUTA NYANGATOM WOREDA (PROVINCIA), REGIÓN OMO SUR, ETIOPÍA. Informe sobre la construcción de un centro materno infantil. 2019

Kakuta es un municipio (Kebele) que está en las llanuras del valle del río Omo, forma parte de la provincia (Woreda) de Nyangatom, a 900km de la capital Addis Abeba, dirección sur oeste. Kakuta está a 16km de la misión de Príncipe de la Paz, base logística desde la que se coordinan todas las actividades.

El objetivo de este proyecto es mejorar la educación materno infantil en las aldeas de Kakuta a través de educación y nutrición a niños en edad de prescolar y capacitación de las madres en nutrición e higiene. Se han alcanzado los objetivos específicos propuestos para esta primera fase que contribuyen a alcanzar el objetivo general de este proyecto. Se ha hecho un estudio preliminar de necesidades, un censo de la población en edad preescolar, y se han construido un vallado y dos aulas.

En el primer cuatrimestre de 2019 nuestro coordinador de la comunidad local junto con el responsable del proyecto se reunieron con la población local de cada una de las 11 aldeas que componen el municipio o Kebele de Kakuta. Una de las conclusiones más claras y en las que todo el mundo coincidía es en la necesidad de una escuela para los niños en edad preescolar. Otra de las conclusiones, dada las condiciones en las que viven y los problemas que la población local sufre, es la necesidad de una educación en higiene y sanidad. Asimismo, también hay una necesidad y un interés por parte de los padres por recibir formación en otras áreas como son la agricultura o la economía.

En julio de 2019 con la colaboración de varios voluntarios venidos de España, se llevó a cabo un censo de la población en edad preescolar de Kakuta. Y este fue el resultado:

Niños de 0-1 año: 15

Niñas de 0-1 año: 14

Niños de 1-2 años: 18

Niñas de 1-2 años: 25

Niños de 2-3 años: 35

Niñas de 2-3 años: 25

Niños de 3-4 años: 37

Niñas de 3-4 años: 32

Niños de 4-5 años: 25

Niñas de 4-5 años: 29

Niños de 5-6 años: 14

Niñas de 5-6 años: 28

Esto suma un total de 297 niños y niñas en edad preescolar (144 niños y 153 niñas). Gracias al censo y a la colaboración de uno de los voluntarios experto en educación preescolar se ha hecho un plan de acción para el centro materno infantil. Una de las conclusiones es construir clases que alberguen entre 30 y 45 niños y dar prioridad al grupo de niños más mayores, los de de 4-5 y de 5-6 años para que puedan, al cabo de un año, entrar en la escuela primaria gubernamental que ya está en funcionamiento en Kakuta. A la larga, si queremos abarcar a toda la población preescolar y siguiendo este modelo, harían falta construir seis aulas.     

En julio de 2019 se comenzó la construcción del vallado del terreno del centro materno infantil en Kakuta. Parte de los materiales (postes y valla) se compraron en Kenia y se trasportaron hasta la base logística de Príncipe de la Paz en Naturomoe. El cemento necesario para los postes se compró en Jinka (a 240km de Kakuta) y la arena se recogió desde una localización a 10km de Kakuta con el tractor y personal de la misión de Príncipe de la Paz. Desde la misión se organizó una cuadrilla que cada día iba a Kakuta con los materiales necesarios para la construcción del vallado. Se han vallado 730m y se ha fabricado una verja de metal en el taller de la misión que ha sido instalada en el recinto del centro materno infantil.

En agosto de 2019 se comenzaron las obras para la construcción de dos aulas de 35m2 cada una. Aunque las obras se hayan completado en diciembre de 2019 y ya haya dos vigilantes viviendo en el recinto, todavía no es posible empezar las clases con los niños ya que todavía hace falta más infraestructuras como letrinas y casas para los trabajadores y cuidadores del centro que todavía están por hacer. 

Uno de los aspectos positivos es la buena implicación e interés de la población local en el proyecto del centro materno infantil. Otro de los aspectos es la colaboración que hemos recibido de los voluntarios de España que se han implicado de lleno con este proyecto.

Como aspectos negativos podríamos destacar la lentitud y dificultades logísticas en general y específicamente para trabajar y entenderse con personal poco cualificado, sobretodo, en el área de la construcción.