febrero 11, 2020 por

ESTADO DE TAMBURA, SUDÁN DEL SUR.PROMOCIÓN DE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y LA RESILIENCIA EN EL CONDADO DE RII YUBU. 2020

El Condado de Rii Yubu, de unos 11.000 km2 de extensión, se encuentra en el límite occidental de Sudán del Sur, fronterizo con la República Centroafricana. Es un territorio selvático con lluvias frecuentes, y el acceso es por caminos fangosos e inundados que impiden el tránsito de vehículos 4 x 4. Solamente los camiones altos todo terreno y motocicletas de montaña, pueden transitarlos. Todos los poblados y aldeas están dentro de un radio de 50 km de distancia desde la misión.

En este Condado, el 90% de la población practica la agricultura de subsistencia durante las épocas de lluvias. Pero la variedad de cultivos es escasa. Durante la cosecha se recogen muchos alimentos y gran cantidad se estropea por carecer de almacenes y métodos de conservación. Al no haber disponibilidad de medios de transporte hacia la capital del estado, resulta muy difícil vender estos productos. Durante la época seca, hay escasez de alimentos, y en todos los centros educativos este factor afecta de forma negativa en la asistencia y rendimiento de los estudiantes. Así mismo, ancianos y enfermos con deficiencias en la motricidad, padecen hambrunas periódicas por quedarse aislados en sus casas.

Este proyecto consiste en mejorar la seguridad alimentaria de la población del Condado de Rii Yubu, habitado por unas 60.000 personas. Dando prioridad a los sectores de la población más vulnerables: ancianos, enfermos y niños menores de 7 años. Para ello se llevará a cabo: la construcción de un almacén de comida, la compra de 2 motocicletas y 20 bicicletas; la colaboración de 20 voluntarios de la zona; el empleo de 5 trabajadores que se engargarán de la formación y motivación de los pobladores de las aldeas; así como la distribución de alimentos por las casas y guarderías que están bajo la responsabilidad de la misión donde residen los miembros de la MCSPA. Tras tres años después de la implementación de este proyecto, el resultado esperado es que cada comunidad beneficiaria, podrá integrar la alimentación de estos sectores vulnerables dentro de sus propios planes y capacidades.

Los beneficiarios son:

Directos:

147 ancianos recibirán alimentos ricos en vitaminas y proteínas.

2.205 niños menores de 7 años tomarán 2 comidas diarias en las guarderías de la zona.

Total beneficiarios directos: 2.352.

Indirectos:

 La población de la zona (60.000) se beneficiarán de forma indirecta, experimentando que pueden almacenar el exceso de producción de alimentos, para consumirlos durante la época de sequía.

Las actividades que llevaremos a cabo son:

  1. Construccion de 1 almacén de 105 m2.
  2. Compra de 2 motocicletas y 20 bicicletas.
  3. Distribución de las 20 bicicletas.
  4. Desplazamiento a los poblados para la visita y registro de enfermos, ancianos y niños menores de 7 años.
  5. Formación de comités en las guarderías de la zona.
  6. Tratamiento y almacenamiento de los productos producidos y cosechados.
  7. Distribución durante la época seca de los alimentos almacenados, a los beneficiarios directos.