mayo 11, 2020 por

BENGA, MALAWI. RESPUESTA URGENTE PARA LA PREVENCIÓN DE LA COVID-19 EN EL TERRITORIO DE LA PARROQUIA. 2020

El número global de nuevos casos por coronavirus está aumentando exponencialmente y a mediados del mes de mayo de 2020 ya se han pasado de los cuatro millones. Países como Estados Unidos, Italia, España, Reino Unido y Francia son los más afectados.

A finales de abril y aproximadamente 28 días después de que se diagnosticara el primer caso en Malawi las cifras alcanzaron 36 casos, con 5 recuperaciones y 3 muertes, mientras 703 personas fueron examinadas. Tememos que se propague como un incendio sino se ponen en marcha las medidas adecuadas. En un país donde el 80% de la población vive del día a día, estar en confinamiento, y forzar a la población al aislamiento y a no salir de casa en 3-4 meses será, imposible y si es impuesto dará lugar a consecuencias más devastadoras como el hambre y el estrés en la economía.

Sabiendo esto, el gobierno y otras organizaciones como la Iglesia Católica han estado preparando a la población durante los 2 últimos meses, a través de la formación ciudadana haciendo conscientes a las personas de que, si se lavan las manos frecuentemente, se cubren con el codo cuando tosen, mantienen la distancia de seguridad unos con otros y minimizan los traslados, todo eso ayudará a reducir la propagación del virus.

Por tanto, necesitamos apoyar a la comunidad de la Parroquia de Benga como mecanismo de supervivencia y construir sobre la resiliencia para superar las dificultades durante el periodo del Covid-19.

Este Proyecto lo lleva a cabo la Misión Católica de Benga, que se encuentra entre los distritos de Salima y Nkhotakhota, en el este de Malawi.

Esta propuesta tiene como objetivo hacer frente a la situación actual del Covid-19, tomando medidas que puedan contener la propagación del virus dentro de Benga Parish. Se espera proporcionar a la población mascarillas de tela, producir desinfectantes de manos y jabón. Elaborar folletos explicativos para la población en general para comprender la naturaleza del virus, su propagación y seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud en la limpieza de manos con agua y jabón o desinfectante para manos con base de alcohol (desinfectantes), mantener una distancia segura el uno del otro, no tocarse la cara, cubrirse la nariz y la boca con el codo doblado o un pañuelo al toser o al estornudar y usar mascarilla.

Es importante que la población de Benga esté al tanto de estas recomendaciones y tenemos la intención de proporcionarles jabón, desinfectantes y mascarillas para apoyar este programa.

Malawi es un país sin litoral ubicado en la parte sur de África con una población total cercana a los 19 millones y su PIB de 7 mil millones de dólares que representa el 0,01 del total del crecimiento per cápita (PIB) del mundo, clasificándolo como uno de los países más pobres del mundo. Al estar en una región donde todos sus países limítrofes han registrado casos de Covid-19, todos los casos de Covid-19 registrados en el país provienen principalmente de sus países vecinos. Sigue teniendo un alto riesgo de aumentar los casos, lo que ha creado mucho miedo, ansiedad y desconfianza en los extranjeros. Esta situación puede conducir fácilmente a la xenofobia. El gobierno anunció algunas medidas hace aproximadamente un mes para tratar de frenar la propagación del virus, pero a cambio estas medidas tienen un efecto en los ingresos, en las empresas, en el comercio, en la producción de alimentos, en el aumento del desempleo, en el aumento de la inseguridad, en la sobrecarga del sistema sanitario, entre otros.

Con menos centros de salud en el país, será imposible atender y responder a un brote total de la pandemia en la población. La única forma de gestionarlo es mediante el uso de un mecanismo de lucha que pueda evitar cualquier escalada o propagación, lo que le daría al ya insuficiente sistema sanitario una carga que podría colapsarlo.

Además, el país acaba de pasar por una inestabilidad política meses después de unas disputadas elecciones generales que posteriormente fueron anuladas por el Tribunal Supremo, lo que ha afectado negativamente a la economía del país ya que muchos negocios se vieron afectados.

Malawi depende principalmente de la agricultura para su PIB y seguridad alimentaria y actualmente la mayoría de los agricultores todavía están en el proceso de cultivo con especial interés en el tabaco como el principal cultivo comercial y el maíz para la seguridad alimentaria, ahora con el COVID-19 significará que incluso los agricultores tendrán la necesidad de reducir y eventualmente detener todas las actividades agrícolas como una forma de prevenir la propagación del virus, que es muy difícil y tendrá un enorme impacto negativo en la economía de Malawi en el futuro.

La lucha contra el COVID-19 es una tarea difícil para todos los países afectados, debido a su modo de transmisión, la tasa de casos y la tasa de mortalidad están aumentando cada día en todo el mundo. Por lo tanto, Malawi puede aprender a mejorar sus medidas actuales al ver ejemplos de otras economías en desarrollo sobre la forma en que previenen y controlan el virus y la forma en que luchan por controlarlo. Aunque el gobierno anunció un bloqueo total que ha sido disputado en los tribunales, es casi imposible implementar dicha política en Malawi en función de las condiciones de vida de las personas que solo sobreviven día a día. Por lo tanto, el único mecanismo posible para contener la propagación de Covid-19 es tener medidas preventivas y una educación adecuada de la población sobre estas medidas.

La evidencia actual indica que el virus COVID-19 se transmite a través de gotitas respiratorias o contacto. La transmisión por contacto ocurre cuando las manos contaminadas tocan la mucosa de la boca, la nariz o los ojos; el virus también puede ser transferido de una superficie a otra por manos contaminadas, lo que facilita la transmisión de contacto indirecto.Por lo tanto, la higiene de las manos es extremadamente importante para prevenir la propagación del virus COVID-19. También interrumpe la transmisión de otros virus y bacterias que causan resfriados comunes, gripe y neumonía, reduciendo así la sobrecarga general de la enfermedad. Este proyecto propone apoyar las medidas preventivas para hacer frente a Covid-19 en la Parroquia de Benga.

1.Producción de las mascarillas Chitenje

Siguiendo las sugerencias del gobierno y de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de llevar las mascarillas de tela en sitios públicos donde la medida de distancia es difícil de mantener, se evita la transmisión en la comunidad. Las mascarillas de tela también ralentizan la transmisión del virus a otros, ya que la mayoría de las personas no pueden pagar las máscaras N-95 recomendadas o las quirúrgicas. Las mascarillas de tela se pueden lavar con agua caliente y volver a usar. Por lo tanto, el proyecto propone utilizar los sastres locales de la Parroquia de Benga para producir mascarillas faciales. Compraremos los Chitenje, una tela de algodón local, con las que los sastres harán las mascarillas faciales.

2. Producción de folletos explicativos.

Los folletos explicativos irán acompañados de las mascarillas para educar y explicar a la población las medidas de cómo llevarlas, cómo quitárselas y cómo lavarlas. También se les darán ideas ilustradas sobre cómo hacer frente al Covid-19.

3. Elaboración de desinfectante de manos.

El lavado de manos no siempre es práctico, especialmente para los trabajadores de la salud. Esto se debe a la falta de acceso al agua corriente y a la falta de tiempo suficiente para lavarse bien las manos. Tenemos la intención de proporcionar desinfectantes de manos para mejorar la higiene del lavado de manos.

4.Elaboración de jabón de manos.

La mayoría de las familias no tienen acceso a jabón de manos. Según lo recomendado por la OMS, lavarse las manos con jabón ayuda a reducir la propagación del virus. Tenemos la intención de producir jabón casero y distribuirlo a las familias necesitadas.

Los beneficiarios del proyecto serán los trabajadores sanitarios del territorio de la Parroquia de Benga y todas las personas que viven en la Parroquia de Benga. La población total de la parroquia de Benga es de aproximadamente 120.000 personas.

 Las Actividades que realizaremos para poder llevar a cabo este proyecto son:

  1. Campaña de Educación y Sensibilización.
  2. Suministro de mascarillas.
  3. Suministro de desinfectante de manos.
  4. Suministro de jabón para las manos.