Esperamos que el proyecto de Surcos en el Desierto de Lobur nos sirva para ayudar a paliar la crisis alimentaria que puede traer el COVID 19 a Turkana.

Hoy queremos contaros noticias de como el proyecto de agricultura puede llegar a ser una salvación para muchos turkanas en estos momentos de pandemia.

Maque colaboradora de la MCSPA nos lo cuenta así:

….Y sigo con mis reflexiones sobre nuestro proyecto de agricultura, Surcos en el Desierto (Furrows in the Desert). Como comentaba este proyecto es una bendición en un lugar como Turkana, porque hemos conseguido que la gente produzca su propia comida. Y justo en este momento de la Covid-19 que estamos viviendo, no sabemos como va a afectar en Kenia, pero una cosa segura es que el hambre será una de las consecuencias extremas de este virus… En una región como Turkana, que depende de la ayuda humanitaria y tiene muy difícil acceso por las dificultades del transporte, poder producir tu propia comida es algo fundamental. Además, estamos teniendo una temporada de lluvias muy buena… otra bendición más. En Turkana, el que llueva significa que habrá pasto y que los animales estarán fuertes, sanos y hermosos; año de bienes. 


Surcos en el Desierto es un programa que se dedica a formar a turkanas en agricultura. Tenemos dos cursos de 15 personas al año. Reciben una formación de 5 meses en una huerta modelo donde aprenden todo el proceso desde hacer el abono, preparar la tierra hasta la cosecha, de mano de expertos en agricultura del desierto. Cuando terminan, se van a sus lugares de origen, donde sabemos que tienen una fuente de agua (pozo con molino o sistema solar) para empezar su propia huerta con un kit de regadío gota a gota para 500 metros cuadrados.Un equipo del programa irá a ayudarles a instalar el sistema de regadío y cada tres semanas los visitarán para apoyar y supervisar las huertas. Y ya se han generado, en la región más aislada de Turkana, unas 120 huertas. La función de estas es producir para autoabastecerse y poder vender en sus comunidades generando una pequeña economía. 

Por eso este programa es tan importante, porque en días como estos uno puede apreciar aun más los frutos reales de los agricultores. Esto va a traer alimento para una región aislada y que podría tener verdaderos problemas para abastecerse de la ayuda humanitaria si no se permite el movimiento entre condados.