DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN 16 DE OCTUBRE

¡AGUA, CULTIVOS, ASISTENCIA ALIMENTARIA, DESNUTRICIÓN, ACCIÓN!

El 2020 nos ha mostrado la cara más dura de una realidad existente y perturbadora, EL HAMBRE y la falta de recursos de millones de personas para poder alimentarse de forma autónoma, por esa razón son tan necesarias “las heroínas de la alimentación”.

Uno de los mayores retos de la Comunidad Misionera San Pablo Apóstol (MCSPA) es el de lograr que las comunidades vulnerables que atienden, sean capaces de autoalimentarse y para ello promueven medios de agricultura sostenible, que preserven la salud, los recursos naturales, el medio ambiente y la formación, como signo de progreso sostenible para erradicar el hambre y la malnutrición. Dichas acciones mejoran la calidad de vida de las y los agricultores y sus familias, logrando la seguridad alimentaria de la comunidad, el respeto por los alimentos y el medio ambiente, así como la responsabilidad de obtener y mantener los recursos acuíferos que aseguren la salubridad comunitaria a través de la prospección de pozos, para el consumo de agua limpia y suficiente para las personas, los animales y los huertos.

 

Fotos de Alberto Plá

 

Un equipo de voluntarias graduadas en Nutrición Humana y Dietética venimos asesorando y adaptando los alimentos que se producen en los huertos junto a los alimentos locales, para dar forma real a un tipo de alimentación suficiente, variada y equilibrada, y de esta manera proporcionar a los niños y niñas que atienden las misioneras, el desarrollo adecuado a cada periodo de crecimiento.

 

 

Los niños y niñas y recién nacidos son especialmente vulnerables frente a la desnutrición y las enfermedades infecciosas, invertir en su alimentación debe ser la prioridad para lograr sociedades estables, pacíficas y productivas, si bien es conveniente, revisar el estado nutricional de las mujeres embarazadas y lactantes, como así lo hacemos en los poblados que asisten las misioneras.  Los primeros mil días de vida son cruciales para la supervivencia de estos, y hasta los 7 años, la desnutrición es un factor contribuyente en más de una tercera parte de las muertes infantiles.

 

Las misioneras de MCSPA conocen bien la importancia que tiene la escuela en la prevención de la desnutrición infantil y por ello, durante el cierre de la guardería por la pandemia, han continuado asistiendo a las familias con alimentos básicos. Con un esfuerzo extraordinario, las misioneras, han improvisado un banco de alimentos durante el confinamiento, en la misma guardería, a la que de nuevo vuelven ya pronto los niños y niñas de Muketuri (Etiopía), el objetivo… que ningún niño o niña llegue a la noche sin comer.

Las 4 misioneras de Muketuri, desde hace 11 años, que llegaron a este lugar del mundo para asistir a la comunidad más vulnerable, han conseguido retos, que yo más bien califico de milagros, por esa razón las podemos llamar, “las heroínas de la alimentación”. A continuación, realizamos un breve repaso de lo que es su acción del día a día para paliar el hambre:

-Han escavado 129 pozos y han perforado otros 7 para abastecer de agua limpia a los poblados más desfavorecidos.

-En la guardería de Muketuri han escolarizado a 349 niños y niñas, a las que se alimenta cada día con un desayuno de leche y pan y una comida principal de legumbres o pasta, verduras del huerto y huevos.

-Mantienen llena de esperanza y alegría un aula inclusiva con 7 niños especiales para los que la atención nutricional es estudio de mejora continuado, entre otras atenciones.

-Han creado un proyecto para bebés desnutridos donde atienden nutricionalmente a 234 bebés y a sus madres, en caso de ser necesario, con un exhaustivo programa para paliar la desnutrición infantil, siguiendo las recomendaciones de la OMS.

-Han construido 8 huertos comunitarios de los que se benefician 20 personas en cada uno, sumando un total de 160 personas y que producen el alimento para sus correspondientes familias.

-Dan trabajo directo a 34 mujeres diariamente, mas otras tantas personas eventuales, contratadas para distintos trabajos.

-Han puesto en marcha un banco de alimentos para socorrer a las familias y sus vástagos durante esta insufrible pandemia, para paliar los efectos del hambre y lo han logrado sin casi medios, pero con una fuerza y convencimiento únicos, sabiendo que no están solas, de que muchas personas las apoyamos y que todos los individuos que colaboramos somos participes de esta inmensa obra, que sin ellas, las misioneras, no seria posible.

 

La pandemia del Covid-19 ha sumido en la más absoluta pobreza y vulnerabilidad a las comunidades mas humildes, creando otra pandemia mucho más mortífera que el propio virus, el hambre. La rápida acción puesta en marcha por Lourdes Larruy y la MCSPA para procurar alimentos suficientes a los niños y niñas que habitualmente atienden y también el encuentro humano y que sepan que ellas no abandonan, que siguen ahí, donde más las necesitan, por ello las muestras de agradecimiento se han multiplicado, como los panes y los peces del evangelio.

 

Hoy 16 de 0ctubre, Día Mundial de la Alimentación sigamos formando parte de esta gran familia solidaria y demostremos al mundo que la solidaridad y el ejemplo de las misioneras de la MCSPA es el alimento de la esperanza para paliar el hambre y defender la vida. ¡GRACIAS!

Todos podemos ser participes de esta dicha y ayudar a construir vida, por ello, “alarga tu mesa y comparte tu pan”.

 

Por: Mari Olcina 16/10/2020

Graduada en Nutrición Humana y Dietética

Máster en DDHH, Paz y Desarrollo Sostenible

Máster en Ética y Democracia

Doctoranda en Medicina, Salud pública, Higiene y Sanidad Ambiental

Presidenta y fundadora MOSSolidaria ONGD

Colaboradora-voluntaria MCSPA