Carta de Cirugia en Turkana.

Nos sentimos muy orgullosos de nuestros amigos de Cirugía en Turkana. La profesión médica es siempre muy vocacional pero si además vas a trabajar a un sitio tan remoto, con unas condiciones difíciles lo es aún más, pero ahí demuestras tu humanidad y tu vocación de ayuda al que más lo necesita. Ellos también se sienten parte de este grupo y nuestro interés es seguir caminando juntos muchos años más por el bien de Turkana y los Turkana.

Queridos amigos de la Fundación Emalaikat

Hace ya muchos años que tenemos la suerte de poder trabajar aportando nuestro pequeño granito de arena para que los Turkana puedan tener mejor salud. Por eso vamos cada año a Africa a operarles.

A lo largo de este tiempo hemos tenido que aprender a trabajar allí. Y no ha sido fácil. A la falta de recursos se une el abismo que a primera vista nos separa de los Turkana. Ha habido momentos muy duros pero también otros –muchos más- han sido maravillosos, hemos aprendido a superar las diferencias y las dificultades y por eso seguimos ahí. Gracias a vosotros, a vuestro ejemplo, a vuestro apoyo, el camino ha sido y es más fácil. Admiramos vuestra labor en Turkana, admiramos vuestra entrega y vuestro compromiso con los que menos tienen. Sois un ejemplo para nosotros y sobre todo para los más jóvenes, que ven en vuestra labor un modelo a seguir para transformar el mundo en un lugar mejor.

Gracias por compartir Turkana con este grupo de dactaris mzungus.

Gracias por enseñarnos el camino.

Hasta muy pronto… en Turkana

Dra Carmen Hernadez, Directora de Cirugía en Turkana