BOLETÍN ENERO y FEBRERO 2020

Queridos lectores,

En este difícil comienzo de año os mandamos nuestras noticias desde Turkana, deseándoos lo mejor.

LAS TEMPERATURAS NO SUBEN Y ATRAEN LAS LLUVIAS

Parece que este año el tiempo sigue igual de inestable que en los últimos meses, ya que, por increíble que parezca, todo sigue estando verde. En estas fechas, esperaríamos temperaturas altísimas y un paisaje que acompañaría al clima, estando todo seco, pero en vez de eso, siguen llegando lluvias que desbordan nuestras presas, y que también nos impiden realizar nuestras clínicas móviles siguiendo el calendario establecido.

Como ya os contábamos en meses anteriores, las lluvias favorecen el pastoreo, pero también atraen insectos y entre ellos, nuestro gran enemigo: el mosquito. Aunque durante estos meses, también hemos sido víctimas de la famosa plaga de langostas que ha invadido todo el Cuerno de África. Por suerte, sólo las vimos pasar, creando una nube a su paso. No se han sentido atraídas por las pequeñas huertas que hay en Lobur y en poblados cercanos, por lo que la poca agricultura de la zona, sigue intacta.

ENERO, ¡COMENZAMOS EL AÑO PRESTANDO ATENCIÓN AL USO DE LA MEDICACIÓN!

Durante el mes de enero llevamos a cabo 11 clínicas móviles y mantuvimos nuestra última charla sobre uso adecuado de medicación, ya que hemos visto que muchas veces dicen que entienden como tomarla, pero al preguntar a los 5 minutos se han olvidado, con riesgo de tomarla mal, o dejar de tomar la medicación cuando se encuentran mejor. Esto ocurre muchas veces con el tratamiento para la malaria, que a pesar de ser un tratamiento de tan solo tres días, al mejorar al segundo día se “olvidan” y vuelven a caer enfermos en las siguientes semanas.

Durante este mes atendimos varios partos, todos ellos de mamás y bebés sanos.
Uno de nuestros pacientes diagnosticados de Kala-Azar durante el mes de diciembre, y que estaba bajo tratamiento, falleció, pero por suerte el otro salió adelante y pudo completar el largo tratamiento, no sin algunas complicaciones, que nos hicieron trasladarle a Lodwar, para comprobar que todo estaba bajo control.
Durante el mes de enero también diagnosticamos otro caso de Kala-Azar junto con anemia severa, tuvo que ser derivado a Lodwar para transfusión de sangre y, debido a la falta de esta en ese hospital, tuvo que ser derivado a otro hospital, al sur de Turkana. Por suerte, a fecha de hoy, ha terminado el tratamiento y está completamente recuperado.

Gracias a estos casos de Kala-Azar, nos hemos convertido en un centro de referencia en el Sub Condado de Kibish, y pronto contaremos no solo con los tests diagnósticos, sino también con los tratamientos, ahorrando así, muchas derivaciones a Lodwar.

Este mes también tuvimos que atender una urgencia en el extremo mas norte de Turkana, una mujer de unos 25 años que sufrió un disparo en el pecho por accidente. La paciente tuvo la suerte de que no se alcanzaran estructuras importantes y vitales por lo que pudo ser derivada a Lodwar y actualmente está en perfectas condiciones.

COLABORACIÓN CON EL PROYECTO ‘CIRUGÍA EN TURKANA’

Nuestra última urgencia nos enlaza con una de las actividades que se llevó a cabo a finales de enero y continuó durante la primera semana de febrero, la campaña quirúrgica con los compañeros de “Cirugía en Turkana”, compuesta por profesionales de distintas especialidades quirúrgicas. Asistimos a esta campaña con nuestra última paciente, con una fractura de húmero; además de un niño con piedras en la vejiga, que diagnosticamos con nuestro ecógrafo; un paciente con osteomielitis crónica, con el que no pudieron hacer nada dada la evolución del proceso; un paciente con hiperplasia de próstata; un bebé con labio leporino y una mujer con masas cervicales, que fueron biopsiadas y mandadas a Eldoret para analizar, obteniendo el resultado de un Linfoma No Hodgkin.

NUEVO AÑO, ¡NUEVAS INCORPORACIONES!

Fue también a finales de Enero, que realizamos el proceso de elección de nuestro nuevo personal.

Un nuevo técnico de laboratorio, Daniel Koech (arriba en las fotos con Martín), sí señores, ¡tenemos técnico de laboratorio en Lobur!, lo que significa que ya no dependemos de esos tests rápidos para diagnosticar una malaria, siempre podremos contar con él para sacarnos de dudas. Y no sólo con la

malaria, también podrá diagnosticar parásitos en heces, nuevos pacientes VIH, Kala-azar, hepatitis…y un largo etcétera que se irá ampliando poco a poco.

También dimos la bienvenida a nuestro nuevo enfermero, Víctor Olang (en la foto derecha), que después de estudiar la carrera de enfermería, inspirado por nuestras oftalmólogas de Madrid, ha decidido unirse a nosotros para mejorar las condiciones sanitarias de los Turkana.

FEBRERO, LLENO DE PICADURAS

Y así es como llegamos al mes de febrero, un mes en el que hemos llevado a cabo 11 clínicas móviles y nos hemos centrado en hábitos saludables, tales como higiene personal y del hogar, para evitar enfermedades.

Ha sido un mes en el que han
imperado las picaduras, bien sea de
arañas, escorpiones e incluso de
milpiés…Dentro de estas picaduras,
las más complicadas son las de las
arañas, que dejan a los pacientes en
un estado estuporoso hasta durante
tres días, con intenso dolor. Por
suerte suelen salir indemnes de ellas.
En cuanto a las picaduras de escorpión, suelen aliviar tras la administración de la medicación, normalmente esteroides, y no dan complicaciones.

Con milpiés, no sabíamos muy bien cómo evolucionaría, por lo que administramos antiinflamatorios y antihistamínicos, para prevenir la reacción alérgica. Por suerte, también evolucionó sin problema

CASOS COMPLICADOS y ANIMALES DE POR MEDIO

Como va sucediendo desde hace un tiempo, cada mes tenemos algún caso complicado y este mes, ha sido el caso de Ejikon, un niño de 5 años de un poblado cercano, que recibimos en nuestra clínica móvil y que, por su relato y su aspecto, sospechábamos de Kala-Azar, pero en medicina, no todo es blanco o negro y nos ha hecho pensar mucho. Finalmente descubrimos que tenía un derrame pericárdico y a falta de más pruebas diagnósticas, tanto en Lobur como en Lodwar, sospechamos que podría ser una tuberculosis. Desde el momento en que comenzamos a tratarle para la tuberculosis ha mejorado considerablemente, las fiebres han desaparecido y ha aumentado su apetito. Por el momento sigue con nosotros, para controlar que aprenda a tomar adecuadamente su medicación y valorar su mejoría.

Como dato curioso, hemos tenido hasta cuatro casos de mordeduras de perro, todos ellos provenientes del mismo poblado, al norte de Turkana, pero de distintos perros. Ante la duda, les administramos la vacuna antirrábica.

Entre picaduras de araña y mordeduras de perro tuvimos el caso de un chico de unos 8 años que sufrió una coz de una vaca en la cabeza, acudiendo a nosotros con una herida abierta en el cuero cabelludo muy amplia y que fue suturada por nuestros enfermeros.

ACTIVIDADES DE FORMACIÓN Y VISITAS EN LOBUR

Para terminar el mes de febrero, continuamos con nuestras actividades de formación y le dimos a bienvenida al nuevo grupo de trainees que quieren aprender sobre agricultura. Como tenemos establecido en nuestro planning con el programa de Furrows in the Desert, durante los seis meses que están en Lobur, les damos varias charlas, la primera de ellas, sobre higiene básica y hábitos saludables.

También recibimos la visita de la Fundación Arnold de la Cámara (en las fotos abajo), benefactores de Valladolid que junto con Mónica, vinieron a ver Lobur y el programa de salud, al que apoyan desde España.

Sin más, nos despedimos, deseando contaros las siguientes aventuras que nos esperan durante los próximos meses.

Gracias a cada uno de vosotros que hacéis posible este proyecto de Salud a lo largo de tantos años, esperamos poder recibiros y que veáis con vuestros ojos la labor y mejoras que suceden con el tiempo .

¡GRACIAS POR APOSTAR POR UN MUNDO CON SALUD PARA TODOS ! Jóvenes Lobur

Iona, Martín, Josephine, Robert, Bendetta, Steven, Koech, Benzulu y Víctor.