junio 10, 2018 por

NARIOKOTOME-KENIA.Mejora de la salud de la población nómada y seminómada, división administrativa de Lokitaung, distrito Turkana norte.

La atención sanitaria por parte del Ministerio de Salud de Kenia en el Distrito Turkana se limita a la atención de las poblaciones urbanas del distrito a través de dispensarios. Teniendo en cuenta que aproximadamente el 86% de la población en Turkana vive en el ámbito rural, la atención sanitaria de facto por parte del gobierno en Turkana es muy limitada.

El resto, es llevado a cabo por la Diócesis Católica de Lodwar y, de forma muy ocasional, por ONG´s. Esta labor de suplencia en la atención sanitaria está plenamente aceptada por el Ministerio de Salud, el cual se coordina con las unidades de salud de la Diócesis de Lodwar para campañas en situaciones de epidemias o cuando equipos de especialistas visitan la zona.

La Iglesia Católica informa mensualmente al Hospital de Distrito situado en Lodwar, capital administrativa de Turkana, de sus actividades y les remiten estadísticas sanitarias y epidemiológicas.

En la zona de actuación de la clínica móvil, la población nómada a la que no llegan las redes de salud estatales no tienen acceso a otra medicina que no sea la tradicional.

El reto sanitario se ha ido perfilando cada vez más en cómo garantizar el acceso de esta población nómada a la red de educación y asistencia sanitaria, ya que habitan un territorio extenso (unos 8.000 kilómetros cuadrados) y no acuden a los dispensarios salvo en casos de extrema necesidad, por lo que quedan excluidos de toda actuación en materia de prevención y educación sanitarias.

Como colaborar

La imposibilidad de acceso a la salud por parte de la población Turkana del subdistrito de Lokitaung representa un grave escollo para su desarrollo y bienestar. En todo el distrito las infraestructuras sanitarias son mínimas y la proporción médico-pacientes es de un sanitario cada 50.000 personas. La esperanza de vida apenas llega a los 47 años, y la mortalidad infantil es muy elevada.

El proyecto va a prestar asistencia sanitaria a los nómadas y semi-nómadas de la región, acudiendo a las zonas que ellos suelen frecuentar, para acercar las posibilidades de asistencia médica a estas gentes de la que, si no, carecerían. Para ello, se mejoraran las condiciones de los dispensarios satélites de la zona del programa en sus reparaciones e equipamiento con material sanitario.

Se establecerá una línea de trabajo para el tratamiento de las enfermedades más comunes en la zona y otra línea para la prevención de las mismas.

Dentro de la parte curativa,se pretende que personal sanitario cualificado atienda las necesidades médicas de la población. Para ello, se dispone de cuatro dispensarios médicos ubicados en Nariokotome, Nachukiu, Todonyang y Kokuselei y de una clínica móvil, que acude a los 19 puntos de atención sanitaria fijados a lo largo del subdistrito e incluye a las zonas más aisladas del mismo. La clínica consiste en un vehículo cuatro por cuatro convenientemente equipado con medicinas, vacunas y material médico, en el que se desplaza el personal sanitario 19 veces por mes.

También se acogerá y atenderá a los casos médicos especiales con complicaciones, minusvalía o deficiencias físicas. En conjunto con el hospital del gobierno en Lodwar, la capital del distrito, se organiza una campaña oftalmológica y quirúrgica cada año llevado a cabo por médicos especialistas de España. Existe también un programa especial del tratamiento y atención de casos del SIDA en conjunto con el programa de la salud de la diócesis de Lodwar.

En cuanto a la salud preventiva, se pretende formar a la población haciendo hincapié en la prevención de las enfermedades más comunes en la zona. Se realizara un programa de vacunación de los niños, control de peso y vacunación de las madres embarazadas contra tetania en los dispensarios y durante las clínicas móviles. Control y el cuidado de mujeres embarazadas durante el embarazo, prenatal y posnatal. Para ello también se impartirán charlas a adultos en los dispensarios y en las clínicas móviles y se acudirá a los centros escolares y preescolares en los que se concienciará a los niños. Se repartirá alimentos suplementarios a la población más vulnerable.

Por último, el proyecto busca potenciar la figura de los agentes de salud comunitaria y la de las comadronas tradicionales,a los que se va a formar. Para ello se organizara cursos de formación. Entre sus funciones estará el vigilar la situación sanitaria de la comunidad y el avisar a los dispensarios o a la clínica móvil en caso de urgencia. 

Los beneficiarios serán de la etnia Turkana y morile en su mayoría,  nómadas y seminómadas de la división administrativa de Lokitaung, en el distrito Turkana North, que tendrán a su disposición asistencia médica y cursos de salud preventiva en los dispensarios del programa o en los puntos de atención de la clínica móvil.

La población total beneficiaria a la que se dirige este programa es de unas 45.000 personas según se desprende de los datos facilitados por el Gobierno de Kenia. El sector más vulnerable del conjunto de la población, entre el cual se alcanzan los mayores índices de morbilidad y mortalidad son los niños, los ancianos y las mujeres en edad fértil.Estos colectivos suponen un 65% de la población total, lo que significa que el proyecto se dirige a unos 22.000 beneficiarios directos, ya que el programa de atención primaria de salud desarrollado a través de la clínica móvil y los dispensarios situados en la zona se dirige precisamente a los tres colectivos anteriormente descritos a través de los subprogramas de vacunación infantil, salud materno-infantil y formación de agentes de salud.

ACTIVIDADES-  RESULTADOS ESPERADOS

-Compra de material sanitaria y equipamiento de los dispensarios.

-Realizar 19 salidas mensuales de la clínica móvil, a cada uno de los 19 puntos de atención

-Mantener operativos los cuatro dispensarios médicos del programa.

-Atención sanitaria materno- infantil a mujeres gestantes, madres y menores de cinco años.

-Atención sanitaria a pacientes, emergencias en los puntos de atención de la clínica móvil y los dispensarios, realizando visitas domiciliarias, así como seguimiento de casos de discapacidades, minusvalía y traslados al hospital de Lodwar u otras hospitales con mayor calidad de servicios.

-Realizar charlas sobre salud preventiva y educación sanitaria a los adultos y a la población infantil en centros escolares y preescolares de la zona.

-Formar a comadronas tradicionales y agentes promotores de la salud comunitaria.

-Seguimiento del programa de SIDA.

-Repartición de alimentos suplementarios para la población vulnerable.

salud-turkana-escolastica-recortada-videos

Todos sabemos que la salud es primordial. 

Ayudanos a ayudar.