16 Octubre Día Mundial Alimentación- ¿Qué podemos hacer?

Artículo realizado por Mari Olcina, dietista-nutricionista que colabora como voluntaria en la misión de Muketurri, Etiopía

El Día Mundial de la Alimentación se celebra el 16 de octubre de cada año. Fue proclamado en 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Su finalidad es concienciar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre.

En la sociedad actual, cada persona debe desarrollase de manera personal, pero para sobrevivir en algunas sociedades se necesita de otras personas, y es ahí cuando la solidaridad hace su función, permitiendo que un colectivo una sus fuerzas para conseguir el bien común.

En los proyectos de la MCSPA, Comunidad Misionera de San Pablo, apoyado por la Fundación Emalaikat,  viven la solidaridad desde un concepto natural y espontáneo, guiadas por  su amor a Dios y al prójimo, es en todo momento cuando su trabajo se centra en socorrer y orientar al menos favorecido, para ello emplean sus conocimientos, recursos y capacidades en crear calidad de vida sostenible en poblaciones de Etiopía y Kenia.

En la misión de Muketuri, en el altiplano etíope, existen tres acciones abiertas para luchar contra el hambre y la malnutrición, que por varias razones padecen la mayoría de sus habitantes.

El Centro educativo materno infantil de San José en Muketuri y el Centro Nutricional en Mechela, donde se les proporciona a los 420 niños que asisten, un vaso de leche y pan para desayunar y un plato de legumbres y verduras del huerto para la comida de medio día, además de educación laica y respetuosa con sus principios socioculturales.

El programa para desnutridos gemelos y mellizos,   en el que se evalúa el peso y talla de los gemelos para a continuación proporcionarles la ayuda alimentaria continuada necesaria, los alimentos son los característicos de la zona como es la fafa (mezcla de cereales en proporciones variadas). Los más de 160 niños atendidos dos veces al mes recuperan su estado nutricional paulatinamente gracias al esfuerzo de las misioneras, los voluntarios y las donaciones privadas, aun así, la ayuda se queda insuficiente al crecer continuamente la afluencia de madres con hijos gemelos que acuden al centro con el deseo lógico de salvar a sus dos vástagos.

Otra gran iniciativa de las misioneras en su lucha contra el hambre y la desnutrición son: la perforación y excavación  de pozos que proveen de agua a los poblados, la creación de un huerto y de un comedor social para niños menores de 7 años y mujeres embarazadas,. Una media de 60 niños y 12 mujeres embarazadas reciben diariamente una comida proteica. Las mujeres cocinan de forma voluntaria y los hombres aportan verduras de sus huertos. Esta iniciativa requiere de un gran esfuerzo de medios económicos y de logística pero las misioneras no cejan en su empeño de mostrar a los etíopes otras formas de vida sostenible más acorde con una mejora de la calidad humana de sus semejantes.

Como Dietista-Nutricionista,   Universidad de Valencia (UV) colaboro voluntariamente en el centro de Muketuri y los poblados del programa, junto con otros voluntarios de distintas especialidades, por lo que conozco profesionalmente los rasgos de la desnutrición crónica en terreno y sus efectos dañinos para las personas que la padecen, especialmente las mujeres embarazadas y los niños menores de 5 años, para los que hemos diseñado un proyecto con intervención a 5 años que mejorará el estado nutricional de dicha población. Las secuelas de una mala alimentación desde los primeros días de la concepción son, en muchos casos irreversibles y tardan generaciones en poder solucionar.

En el Día Mundial de la Alimentación queremos hacer una llamada de solidaridad y generosidad a las buenas gentes de occidente que solo tienen que abrir su frigorífico o acudir a un sin fin de tiendas para obtener los alimentos adecuados, variados y suficientes que requiere la dieta sana y equilibrada que nos proporciona la salud mental y física.

 

Todos podemos ayudar en la lucha contra el hambre, todos podemos ser conscientes de que con un poco de lo mucho que tenemos no solo alimentamos el cuerpo, si no el cuerpo y el espíritu que es de justicia hacerlo.

MANDA TU DONATIVO SOLIDARIO PARA EL DIA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN

BBVA ES17 0182 2012 9802 0152 8472 indicando Dia mundial alimentación

Mari Olcina para la Fundación Emalaikat, día mundial de la alimentación.

16 de octubre de 2017